Leonardo Perucci y la vida actual del galán maduro de “Brujas”: “Estoy pasando la cuarentena eterna en el Caribe costarricense”

“Brujas” ha regresado a las pantallas del 13, de lunes a viernes a las 14:30 horas, y con ello varias caras han vuelto a llamar la atención del público.
Un ejemplo es Leonardo Perucci, el galán maduro de Carolina Arregui en la teleserie.

El hombre que interpretó a Humberto Fontaine vive hace más de 40 años en Costa Rica, de hecho, cuando vino a hacer “Brujas” y otras telenovelas a Canal 13 en la década pasada fue solo algo pasajero.

Eso sí, detrás de él hay una historia clave en la ficción local: trabajó en la primera teleserie chilena, “Los días jóvenes”, y en varias apuestas en la época en que todavía las producciones dramáticas se emitían en blanco y en negro.

Desde su cuarentena en el mencionado país del Caribe, Perucci habla con Fotech.cl para revelar qué le pasa con el reestreno de “Brujas” y con la vuelta también de otra de sus teleseries en el 13 (“Papi Ricky”, actualmente por REC TV de lunes a viernes a las 19 horas), además de entregar detalles de su vida actual.

En Chile se han reestrenado hace poco tiempo dos teleseries en las cuales usted participó, como son “Brujas” y “Papi Ricky”. En ese sentido, ¿qué le parece que vuelvan a la pantalla esas teleseries del pasado?
Si las cosas se hicieron bien, como es el caso de “Brujas” y “Papi Ricky”, me parece excelente que se vuelvan a poner en pantalla. En estos momentos de pandemia, en que se hace imposible grabar nuevas teleseries, la idea es más que plausible. Aquí hay que reconocer el excelente trabajo de Verónica Saquel (productora ejecutiva) y Daniella Castagno (guionista) al frente de los proyectos y un elenco que respondió a todas las expectativas. Creo que el público en cuarentena tiene la oportunidad de recrearlas o verlas por primera vez. En lo personal, puedo decir que siempre es positivo volver a estar en los hogares chilenos. Cuando pienso que hace más de 50 años protagonicé la primera teleserie chilena, “Los días jóvenes”, y tantas que vinieron después como “La chica del bastón”, “El padre Gallo”, “Martín Rivas” o “La sal del desierto”, y volver a estas alturas del partido, créanme que es una emoción que para mí no tiene precio.

¿Qué recuerdos tiene de “Brujas”? Lo vemos ahí en un triángulo amoroso con Silvia Santelices y Carolina Arregui…
Trabajar con dos actrices como Silvia Santelices y Carolina Arregui fue no solo una experiencia maravillosa en lo artístico, sino que también conocer y compartir con mujeres colegas de generaciones distintas y con quienes la química nació desde el primer encuentro. Fue grandioso. Almas bellas y corazones generosos que dejaron una huella profunda en mis sentimientos. Debo decir que después de 20 años de ausencia y ser recibido como lo hicieron ellas y Jorge Zabaleta, Juanito Falcón y, en general, todos los actores con los que compartí, comprometieron lo mejor de mis afectos y están más que presentes en mis buenos recuerdos.

¿Cómo fue haber dado vida a Humberto Fontaine?
El personaje de Humberto me encantó: hombre maduro, de vuelta de muchas cosas y apasionado. Un “bon vivant” al cual le tomé mucho cariño… quizás por tener facetas parecidas a lo que soy yo en la vida real. Además, me permitió estrenar un look impensado y que me sorprendía cada vez que me miraba al espejo. Al poco tiempo lo integré sin problemas.

Hace más de 40 años que usted se estableció en Costa Rica, ¿cómo es que llegó a quedarse en ese país?
Yo venía por 15 días, pasé para saludar a buenos amigos como Bélgica Castro, (Alejandro) Sieveking, Víctor Rojas, (Emilio) Gaete y muchos más. Cuando quise regresar a Chile, la Dictadura me negó la entrada al país. Esta prohibición duró 20 años. Me imagino me cobraron el haber vivido en Cuba por 5 años y haber trabajado con el Ministerio de Cultura. Hice 15 obras como actor, tres como director y me diplomé como Dramaturgo y Director Teatral. La verdad es que me van a faltar años para agradecerle a Costa Rica todo lo que me ha dado: una familia, trabajo por montones y el cariño de mucha gente. Vivir en un país en que la seguridad social es parte del sistema de gobierno es otra razón poderosa para quedarse por acá.

Allá ha hecho una importante carrera en televisión, siendo animador, ¿qué nos puedes contar de eso y cómo ha sido la experiencia?
Los actores estamos acostumbrados al contacto con el público y eso me ayudó para convertirme en animador de televisión. Fui funcionario de confianza en la televisora más importante de Centroamérica, Canal 7. Fui productor, director y animador de un programa de entretenimiento que se mantuvo en el primer lugar por 10 años. También en “Señorita Costa Rica”, eventos especiales y productor del desaparecido Festival OTI de la Canción. En fin, fueron 20 años con la misma empresa. Cuando regresé de Chile estuve a cargo del matinal de Canal 6 por tres años. Paralelo a eso continué con mi actividad teatral. Tengo 5 Premios Nacionales como Mejor Actor, he protagonizado cerca de 40 obras y tengo 10 direcciones a mi haber. Actualmente estoy pensionado y cuarentenado por la pandemia.

En la década del 2000 volvió a Chile a hacer teleseries en Canal 13. Hoy, ¿volvería si hubiese alguna oferta?
Volver a Chile es un deseo constante. Allí dejé mi ombligo, allí está mi infancia, mi adolescencia y mis primeros trabajos… en fin, parte importante de mi vida. ¿Me preguntas si volvería a trabajar? Te contesto lo mismo que le dije a Verónica Saquel cuando me ofreció trabajar en “Hippie”, sin pensarlo ni consultarlo ni con la almohada… sí, sí volvería a trabajar.

Por último, ¿cómo ha vivido este especial 2020?
Estoy pasando la cuarentena eterna en el Caribe costarricense. Tengo una casita en un lugar mágico llamado Cahuita y tengo todo lo que amo: familia, amigos, playa, selva, mar… ¡no puedo estar mejor! Les mando un fraternal y cariñoso abrazo a mis colegas.

Foto Cedida a Fotech.cl
loading...