Review del nuevo álbum de Lady Gaga – Born This Way

Born This Way es el nuevo álbum de la vanguardista Lady Gaga, el que ella misma ha dicho que será el disco de la década. ¿Habrá exagerado?

Si pudiera analizar el disco en conjunto, me imagino a una chica veinteañera, promiscua, preparada para una noche de parranda, pero sabe que donde vaya encontrará a todos los hombres de los cuales se ha enamorado y que la han despreciado. “Ellos se lo han perdido”.

La primera canción es Marry The Night y ya el sólo nombre alude hacia dónde iremos cuando la luna sea la dueña del cielo. Gritos, deseos oscuros, la revelación de una menospreciada. Aceptación. El sonido es muy instrumental y ochentero como casi todo el disco. Tiene potentes estribillos y agarra una fuerza enorme e imparable desde el minuto en adelante.

Born This Way es un himno, por donde se mire. Y ya lo demostró siendo N°1 en todos los rankings del mundo. Los versos evocan mucha autoestima y “si no te gusta cómo soy, cagaste”. El break de la canción casi al llegar a los 3 minutos la hace más potente y energética. ¡Para qué comentar la versión country que es toda una obra al sexo!

Government Hooker es bestial. Como si una androide malévola, sediente de sexo y orgasmos múltiples anduviera por las calles bajando cremalleras y lamiendo penes por doquier. Absolutamente eléctrica, robótica, trance y free.

Si juntáramos a Almodóvar Tarantino Rodríguez e hiciéramos una canción sería Americano. Pasional, folckórica, con una marcha y tempo únicos, totalmente teatral.

Cuando escuché Judas la primera vez, pensé en motos, velocidad, autos, viento. Y eso es lo que es, un río vertiginoso de desilusión, violencia y amor. La canción toma su mejor despegue a los 2.40 min.

Con Hair nos damos cuenta que el disco habla mucho de auto aceptación. Para mí el comienzo y los “Oh, Oh” le dan un toque especial. Se nota la mano de RedOne. No es de mis favoritas, la encuentro al adolescente y reciclable.

Lee también:  Lady Gaga revive sus más íconicos looks para incentivar el voto en elecciones de Estados Unidos

El salto de Hair a Scheiße es de otro mundo. Le asienta el alemán más que el español, hay que aceptarlo. El coro y los sonidos que la acompañan son únicos. Una de mis canciones favoritas del disco. Ya habíamos escuchado el Remix hace unos meses, pero nunca pensé que la versión final sería tan pegote. Un himno para ochentero, que voló al año 4.000 y volvió al 2011. Impresionante.

Y ahí mismo en la pista de baile, sale Bloody Mary, lenta, sexy, respirable. Esos coros gregorianos le dan su cuota exacta de miedo. Pero luego la misma canción te envuelve con ritmos muy medioevos, con beats profundos. Y la voz de Gaga: magistral.

Con Bad Kids nos volcamos al dance. No es de mis favoritas, pero creo que tiene todo para hacerle un buen remix.

Y si los homenajes faltaban Highway Unicorn es uno de esos. Una oda a clásicos de antaño: metalero, industrial y con el “We can be strong, we can be strong, follow that unicorn” ¿Qué más gay? Un rock armonioso y súper enganchador. Pudo ser mucho más eso sí.

Otro hit sexual, el fetiche del cuero hecho canción; así es Heavy Metal Lover. Esta canción para muchos ha pasado piolita, para mí no. Me gusta su voz, la letra, los sonidos, el coro. Es muy aterciopelada, densa. Y lo que faltaba, un pequeño toquecito de The Fame Monster. Genial.

El comienzo de Electric Chapel es potente. Luego tiene unos acordes muy noventeros, que al menos a mi me recuerdan a Voyage, Voyage. Es uno de los temas más transversales. Me imagino online casino a muchos cantantes entonándola.

Con Yoü and I nos ponemos muy country. Lo mejor es la letra, cuando habla del sofá donde hizo el amor y blah blah. Es ella, su piano y las guitarras, como si poseyera todos los sonidos y ella dominara por completo el escenario. Es una canción que canta desde el corazón.

Y para terminar el álbum dejó The Edge of Glory ¡¿Qué mejor?! A mí me trastorna. Comienza poco a poco a cautivarte y te eleva al cielo. Y coro es el más alegre de todos. Para dedicarla, llorarla de emoción mientras bailas. Una de mis favoritas. Nota aparte el saxofón.

Lee también:  Karol G fue elegida como la Mejor Artista Latina: Revisa la lista de premiados en los MTV EMA 2020

Los bonus track como Black Jesus, Fashion Of His Love y The Queen, vienen a cerrar un buen disco, para sentarse y decir: ¡Puta madre que es un buen disco! Tiene de todo a la vez: rock, industrial, indie, trance, 80’s & 90’s, electrónica, folk y muchos más. Es oscuro, sexual, futurista y alegre. Tiene letras que te tocan y otras que son un verdadero himno.

Para mí deja la vara sumamente alta. Esto no es pop reciclable, de ese que nos tienen acostumbrado Katy Perry, Ke$ha o Britney Spears, es muchísimo más que eso, es un avance gigantesco en producción y osadía. Y no tiene nada que ver con The Fame y The Fame Monster.

Es un disco totalmente vivencial, de esos que puedes oír millones de veces y cada vez encontrarás lugares conocidos. Un acierto para Lady Gaga, que con sólo 3 años de trayectoria ya marca pauta de cómo innovar y escribir los nuevos designios del pop mundial.

Ahora, no sé si será el disco de la década, pero de lo que vamos escuchando es sin duda el mejor. ¡Ni yo sé cuál es mi canción favorita! Y he leído muchos comentarios que idolatran a distintas canciones ¿No es esa la idea? Me pongo de pie para aplaudir a Lady Gaga, la artista de la década.

Evaluación:
Marry the Night: 10/10
Born This Way: 9/10
Government Hooker: 10/10
Judas: 9/10
Americano: 10/10
Hair: 5/10
Scheiße: 10/10
Bloody Mary: 10/10
Bad Kids: 8/10
Highway Unicorn (Road to Love): 8/10
Heavy Metal Lover: 10/10
Electric Chapel: 9/10
Yoü and I: 9/10
The Edge of Glory: 10/10

Bonus Track
Black Jesus – Amen Fashion: 7/10
Fashion Of His Love: 7/10
The Queen: 6/10

Álbum: 8,6/10

loading...

10 comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *