Tamara Acosta sobre las áreas dramáticas: “Es una industria que fue cambiando muchísimo y que finalmente está tratando de sobrevivir a duras penas”

La actriz conversó con Jordi Castell en el programa “El Aperitivo” de la Revista Velvet. En la ocasión habló sobre su vida personal, la televisión de hoy en día y la depresión que padece hace más de 20 años.

Tamara Acosta, que por estos días se encuentra pasando la cuarentena con su familia, cuenta que se le ha hecho muy cansador estar 24/7 con su hija Olga, “es agotador, generalmente uno se reparte mucho más la crianza, sobre todo con la Tati, que es la señora que nos ayuda. Ella está con nosotros desde que nació la Olga, y ahora no está, es súper difícil. Para las mujeres que trabajamos, la otra mujer que trabaja en la casa es un pilar fundamental, cuando no está, se echa de menos. Es un cambio súper fuerte”.

Añadiendo sobre el encierro, “los niños lo resienten mucho.  Necesitan su colegio, sus amigos, sus abuelos. Olga está un poco más irritable, más estresada. Hay que reconocer que subió el uso de pantalla, éramos estrictos en eso, pero hoy en día pucha son muchas horas, muchos días, muchos meses y ahí vamos tratando de hacer cosas y de que no vea tanta pantalla, porque no les hace muy bien”.

Su hija Olga, como lo dice su propia madre, es un milagro de la ciencia, ya que Tamara con su marido Sebastián no podían tener hijos, “nosotros no podíamos tener hijos y lo descubrimos bastante tarde. Fuimos donde una eminencia en Chile y él nos dijo que no podíamos tener hijos y nos recomendó inseminación artificial. Nos hicimos dos in vitro, y al segundo llegó Olga, era casi imposible. Es súper complicado, es una situación que no se habla mucho, pero son muchas las parejas que viven esa realidad”.

En relación a su depresión, que padece hace más de 20 años, cuenta que “siempre me han tratado con mucho respeto y mucha gente se me acerca y me pide consejos, y ahí uno ve la dimensión de los problemas de salud mental que hay en el país. 1 de cada 3 tiene algún trastorno mental, es realmente un problema muy grande. Hoy todavía hay mucho prejuicio, es una cosa medio tabú. Sirve ir al psiquiatra, te puede salvar la vida. El confinamiento ha hecho crecer las cifras de depresión, de angustia y de ansiedad”.

Sobre la televisión y las áreas dramáticas, Tamara comenta que “siempre tenía la secreta esperanza que quedaran dos, tres áreas dramáticas, es una industria que fue cambiando muchísimo, y que finalmente está tratando de sobrevivir a duras penas. Era lógico que pasara tarde o temprano, para mí fue súper doloroso. Aparte de la inseguridad laboral, es más que nada por dejar de pertenecer a un lugar, yo soy súper melancólica y de mucho afecto y fidelidad con los equipos, y dejar de pertenecer a un lugar me dio mucha pena. Ya pasó y hay que inventar nuevas formas y tomar otros caminos”.

“Las nuevas tecnologías van arrasar con todo y la entretención también, vamos a tener que inventar cosas para ese formato, a distancia. Esto va a ser súper largo. Está todo el mundo de las artes y culturas en eso, tratando de inventar nuevas maneras para seguir durante la pandemia y después. Después de esto el mundo va a cambiar radicalmente, hay que estar preparado para ese cambio”, agregó.

Por estos días, Tamara se encuentra trabajando en la Web serie “SOS Mamis” y cuenta que “salió ahora en la cuarentena, pero la hicimos antes de la cuarentena, estamos generando material para hacer en cuarentena, es un chat de mamás de un curso y hay mucho material, y muchos temas. Resultó muy divertido”.

loading...