Paz Bascuñán defiende públicamente a su amigo Nicolás López: “Mi convicción es que no es violador ni abusador sexual”

Otra cena del programa “La Divina Comida” que saca ronchas en las redes sociales. Primero, porque por primera vez la actriz Paz Bascuñán se refiere a la situación de su amigo, el cineasta Nicolás López, actualmente acusado de abuso sexual y violación; y segundo, por la defensa que hace del mismo y sus dudas respecto de los cargos que las denunciantes le imputan.

En la oportunidad, y ante una pregunta del periodista Roberto Cox –que también compartió mesa con la actriz Antonia Zegers y el bailarín y jurado de Rojo Neilas Katinas- sobre cómo le ha afectado la situación de López, la actriz reconoció que mucho. “Ver sufrir a un amigo es muy duro”, dijo.

Agrega que el director es una persona llena de amigos, pero que la ha impactado que la amistad es en la gloria y no en la adversidad. “He visto cómo se quedó solo”, reconoce a quien siente como su hermano chico, y más adelante explica que no es ella la que tiene que decir qué es lo correcto o no, sino la justicia. “Una cosa es lo que yo creo y mi convicción es que Nicolás no es un violador ni un abusador sexual (…), pero por mientras, como amiga, no voy abandonarlo y voy a estar cerca de él”, declara.

Bascuñán está convencida de que están acusando a López injustamente y de manera desproporcionada. “Puede ser una persona irreverente, políticamente incorrecta, tener un sentido de humor pasado, pero eso distinto a ser un violador”, dice. Cree que su caso ha sido sumamente injusto y que “se le ha hecho un perfil de monstruo”.

En tal sentido, desestimó las acusaciones de las víctimas y las pruebas entregadas particularmente por una de ellas, de la que piensa que sólo lo hace para ganar pantalla y notoriedad. De hecho, relató que cuando vio las pruebas que Fiscalía dio a conocer, se dio cuenta que esta mujer, que lo acusaba de violación, tenía en su celular un audio en el que decía “yo lo único que quiero es ser una celebridad”, “yo no quiero ser nada”, cosas que están con su voz”, comenta.

En cuanto a que muchas de las denunciantes son colegas de ellas, Paz Bascuñán se pregunta: “¿Y por qué la gente que lo acusa no fue a hablar conmigo primero y sí con el periodista? Las revistas de papel están muriendo y tienen que sacar banderas de luchas que sean atractivas y rentables, entonces claro era la tormenta perfecta”, concluye la actriz.

Luego de sus dichos, obviamente los cibernautas quedaron en llamas…