La corrección política de los premios Emmy 2020: Uno de cada tres nominados es negro o mestizo

La gala de los premios Emmy 2020, que se celebrará el próximo 20 de septiembre, sin duda será especial.

En primer término, porque a raíz de la emergencia sanitaria global esta edición será virtual. Y, además, porque la lista de nominados entregada el viernes por la Academia de Televisión de Estados Unidos claramente busca reflejar las luchas sociales que suceden en estos días tanto en ese país (con el movimiento “Black Lives Matter” a la cabeza) como en el resto del mundo (en contra de la violencia de género o la discriminación contra las minorías sexuales, por citar solo un par de ejemplos).

Lo anterior, manteniendo de todas formas la tradición de que en las nominaciones siempre se produce alguna gran sorpresa, alguna inexplicable ausencia y una que otra decepción.

“(El año) 2020 no va solo sobre la crisis sanitaria global, este año estamos siendo testigos de una de las mayores luchas por justicia social de la historia y es nuestro deber usar este medio para el cambio”, dijo durante su discurso de presentación de las nominaciones Frank Scherma, presidente y CEO de la Academia.

¿El resultado de esta mirada? Que en esta edición uno de cada tres nominados es negro o mestizo, un aumento respecto a 2019, cuando la relación fue de uno a cinco.

Sin embargo, un análisis realizado por el portal español Espinof, especializado en cine y televisión, destacó que, al profundizar en otras categorías, se observa muy poca diversidad entre los directores y los guionistas nominados por Dramas y Comedias.

Respecto a las sorpresas, la nota destaca el que se haya nominado como mejor drama a  “Stranger Things” o “The Mandalorian” (esta última con 15 nominaciones, casi todas en temas técnicos), y que “Homeland” haya sido totalmente ignorada. También, que entre las comedias “Modern Family” haya recibido apenas un par de nominaciones en su última temporada.

También se echó de menos a Reese Witherspoon, completamente ausente en las listas a mejor actriz secundaria o principal, a pesar de que tenía tres series en la carrera de los Emmy (“Big Little Lies”, “The Morning Show” y “Little Fires Everywhere”).

También una sorpresa, aunque agradable, fue la elección para competir por los premios de Zendaya por “Euphoria” y D’Arcy Carden por “The Good Place”.

Como se aprecia, la corrección política gana terreno en los criterios de nominación, aunque dejando daminificados en el camino.

loading...