Juan Ángel Mallorca también se refirió a «Millángel»: «El día que de verdad yo quiera estar con alguien, lo haré saber»

El ganador de la primera temporada de «Rojo» tuvo un exitoso 2018: su triunfo en el programa busca talentos lo llevó a cantar junto a Buddy Richard en la Teletón, a participar en la obertura del Festival del Huaso de Olmué y acaba de ser confirmado para la gala del Festival de Viña del Mar.

De cómo vivió este año, de su participación en la Teletón y de su relación con las fanáticas que le exigen relacionarse amorosamente con su compañera del Clan Rojo, Millaray Mandiola, el «Divo del Sur», como es conocido en nuestros foros de discusión, habló con Fotech.cl.

¿Cómo has vivido este proceso como ganador?
Ha sido un cambio bastante radical, pero he tratado de mantener mi vida normal. Sigo usando metro, bus, a pesar de tener mi autito, pero sí hay otras cosas que me han cambiado como artista y eso es un cambio que valoro y que aprecio mucho. Gracias a «Rojo» se me han abierto muchas puertas, se me han dado muchas oportunidades que no pensaba vivir. En menos de un año, he vivido una cantidad de cosas que nunca pensé vivir en tan corto tiempo: ganar la competencia, estar en la gira de la Teletón, estar en el Estadio Nacional, en el teatro Teletón, en el Movistar con Américo, ahora en la obertura del Patagual, y así, muchas cosas más. Todo ha sido muy lindo y agradezco a Dios y a «Rojo» las oportunidades que me han dado.

¿Crees que «Rojo» fue la llave que te abrió esas puertas que nombraste?
Sí, gracias a esa vitrina, a ese casting, se han desencadenado cosas muy lindas que he aprovechado mucho, al máximo. En este país es muy difícil lograr ser artista y consagrarse, y yo todavía estoy en un largo camino. No me siento consagrado para nada ni que tengo éxito, lo que siento es que se me han dado una serie de oportunidades y que las estoy aprovechando para algún día lograr tener éxito y ser un artista consagrado. Uno nunca deja de aprender. Había bajado los brazos en ser artista y se me dio esta linda oportunidad que es «Rojo». Nunca pensé que iba a vivir esto, que la gente me iba a agarrar cariño y que se iba a identificar conmigo. Hasta hace un tiempo me costaba mucho decir que tengo fans, porque era raro para mí que me admiraran. Ahora lo tengo más asimilado y sólo me queda agradecer y obviamente no bajar los brazos.

¿Qué sientes sobre tu recibimiento en el Patagual? La gente se rindió a tus pies durante tu presentación…
Agradezco que la gente haya tomado de forma positiva mi participación, porque finalmente nosotros entregamos arte. En una obertura que fue hermosa, que tenía mucho valor y sentimiento en las raíces de nuestro país, me tocó una hermosa canción que es «Arriba en la Cordillera» y a mí encanta lo que dice, el artista. Agradezco hasta los comentarios negativos, porque así uno mejora, pese a que a veces llegan comentarios muy hirientes, las críticas constructivas las tomo e intento mejorar e ir cambiando ciertas cosas. Gracias a la universidad en la que se ha convertido «Rojo», uno aprende a desenvolverse como cantante, dejar atrás el nervio en las entrevistas, aprende a preparar shows en menos de una hora, en fin. Ha sido todo aprendizaje.

Siempre quedó la duda, ¿qué pasó en la Teletón con Buddy Richard?
Yo respeto mucho a don Buddy, pero no hubo mucho ensayo. La Teletón llevaba más de veinte horas funcionando y obviamente no se podía probar sonido porque estaba todo el rato al aire, fue un poco de improvisación. Tuvimos que hacerlo con la experiencia de don Buddy y lo que yo podía aportar, en ningún momento quise sobrepasarlo a él, yo lo respeto mucho y agradezco que me haya invitado a ser parte de ese musical. Creo que ese día él estaba resfriado, tuvo que tomar medicamentos. De hecho lo conversamos y él me dio chipe libre en el sentido de que cantáramos sin problemas y nos apoyáramos mutuamente y sobre la marcha ir arreglando. Nosotros cantamos en vivo a pesar de no haber ensayado previamente el musical, porque además no era sólo una canción, era un musical, estructurado de otra forma, con distintos tiempos. Lo conversamos después y él me dijo que estaba muy bien porque él no se sentía muy bien de la voz en ese día. Si él llegara a ver esto, quiero que sepa que yo se lo agradezco de todo corazón.

En «Rojo en Vacaciones» se está eligiendo el Clan Rojo, ¿te gustaría quedar?
Obviamente, siempre está ese gustito de estar en el Clan. Pero si se da, muy bien, y si no, también. Las cosas pasan cuando tengan que pasar y si tengo que seguir en «Rojo» lo tomaré de la mejor forma. Y si no quedo en «Rojo» para la tercera temporada, también lo tomaré de muy buena manera. Yo vivo el día a día. Yo, por ejemplo, ayer no pensaba que vería hoy a José Feliciano, en primera fila. Yo a él lo admiro mucho, mi familia lo admira mucho. Han sido muchas bendiciones en poco tiempo y espero que se sigan dando muchas cosas y trabajaré para que así sea.

¿Qué pasó con las fanáticas de «Millangel»?
Es que Hay que saber separar las aguas. Si me quieren seguir, síganme, pero como cantante, como persona, como músico, pero no me critiquen por si estoy con una u otra persona, eso es netamente de mi vida personal y si en este momento no estoy con nadie es porque no quiero y no se me ha dado la oportunidad. El día que de verdad yo quiera estar con alguien, lo haré saber, pero no creo que sea válido que se me critique porque esté con una u otra persona, que me llenen de mensajes porque dije que no estoy con nadie. Prefiero referirme a los temas musicales que es lo que me concierne, pero en estos temas soy más reservado. El día que esté con alguien, bienvenido sea, pero en este momento estoy concentrado en mi música, en salir adelante, en formarme con artista, en lograr ser un artista consagrado… El amor vendrá después, tengo una vida entera para encontrar el amor…