El drama que vive Raquel Castillo: Su madre fue trasladada al hospital hace 3 meses y desapareció

Momentos muy tristes está viviendo Raquel Castillo, quien se hizo conocida por sus participaciones en “Talento Chileno” y “Factor X”, y que además se autoproclamó como la mujer de las “cinco mil imitaciones”.

Castillo, quien se encuentra radicada hace siete años en Tacna, Perú, donde se ha destacado como periodista y reportera, se comunicó con La Cuarta para denunciar la desaparición de su madre Rosalía del Carmen Garay Pérez (81) en nuestro país.

Según relató al diario, la última vez que habló con su progenitora fue en abril. “Ahí me enteré que había tenido un accidente en su casa donde se fracturó la cadera. Incluso, la tuvieron que sacar por arriba de la casa para llevarla al Hospital Traumatológico de Santiago”, comentó.

“Después de eso no tuve más contacto con ella. Supe que la habían trasladado a Curacaví y luego a Espacio Riesco, pero no la encontré. Incluso, me han dicho ‘está pérdida, ya no hay nada que hacer’. Así han pasado los meses”, agregó la imitadora.

Incluso contó que hubo gente que le dijo que habían visto a su madre en televisión, “en una nota en TVN, que hablaba sobre una señora que ingresó por una fractura en la cadera y que le había dado COVID-19. Me acuerdo haberla visto, pero no dieron nombre, que es lo típico con los casos del virus”.

Sobre qué le han dicho desde el hospital, dice que las respuestas han sido poco claras. “Había una asistente social que no pudo ni ayudarme. Me decía que estaban copados los hospitales y que no se la podía llevar a los hogares de ancianos. Y si no está ahí… ¿Dónde está? No saben si está muerta o viva. ¡Ni siquiera hay un papel para saber a dónde la trasladaron!”, señala.

La última vez que Raquel vio a su mamá fue antes de la pandemia, “antes del virus, siempre estaba yendo y viniendo. Hay personas que me dicen ‘por qué la dejé sola’, pero llevo siete años en Perú. No es que me haya ido hace poco y siempre la visito, le llevo regalos”.

“No quería dejar su casa. No pude llevarle la contraria. Ahora pensándolo bien debería habérmela traído a la fuerza al Perú. La última vez que hablé con ella me dijo: ‘me dejaron bien de la cadera’. Estaba lúcida”, indicó.

Finalmente señaló que está con mucha angustia: “Estoy mal. He estado con angustia, no me ha entrado la comida. Pienso: ¿qué hicieron con ella? ¿dónde está mi madre?”.

Foto: La Cuarta

loading...