Yamna Lobos contó cómo ha sido trabajar con Maura Rivera: «Yo prefiero sacarle partido a esta vuelta, así nos salen pitutos juntas»

La icónica coach del programa de talentos de TVN, conversó con nuestro portal sobre el gran cariño que ha recibido por parte del público y cómo ha sido trabajar nuevamente con su compañera «Cocotera», Maura Rivera, con quien estuvo distanciada mucho tiempo.

Además, «Queen Yamna», como la han coronado los seguidores del programa, también habló sobre los pupilos con los cuales esperaba llegar a la final y los consejos que le entrega día a día a los jóvenes artistas, porque, según ella: «el talento sin trabajo no sirve».

El público te tiene mucho cariño y lo ha demostrado en diversas ocasiones dentro de «Rojo», ¿qué sientes con tanto apoyo?
Al principio, cuando partió todo esto, tenía mucho susto de cómo iba a reaccionar la gente y al principio no eran muy buenos los comentarios, pero después, a medida que me fueron conociendo, que fui mostrando mi desempeño en el programa, la gente empezó a encariñarse conmigo y eso lo agradezco de todo corazón, me llena de alegría, de felicidad, es como una retribución al trabajo. Yo entrego mi trabajo, mi talento, mi arte y que sea bien recibido, para mí, es lo mejor, es una gran recompensa.

Has sido bautizada como «Queen Yamna»…
Yo estoy muy, muy agradecida, de hecho, quiero aprovechar esta instancia porque a veces me escriben en Instagram y no alcanzo a responder todos los mensajes, porque siempre me están tirando buena onda, buenas vibras, comentarios positivos y para mí es fundamental ese feedback. Yo soy mucho de energías y sentir que viene esa ola rica me hace bien para mi vida, no sólo para mi trabajo. Me encanta que me hayan coronado como la «Queen Yamna», por fin tengo mi corona.

Esta temporada generó mucha expectación por reunirte nuevamente junto a Maura Rivera, ¿cómo ha sido el volver a ser compañeras?
Estamos en etapas diferentes de la vida, lo que pasó hace muchos años atrás ya es tema superado, por lo menos de mi parte y yo creo que de ella también en realidad, porque como compañeras de trabajo nos hemos llevado muy bien, disfrutamos la pega, nos reímos harto, somos compañeras, nos vemos todos los días, compartimos las horas de programa, también comentamos acerca de nuestros pupilos y se ha dado una buena onda rica que, en realidad, yo me la esperaba, porque por mi parte hay cero mala onda y es bacán trabajar con ella. Yo prefiero sacarle partido a esta vuelta, así nos salen pitutos juntas jajaja.

Estamos a un paso de la final, ¿cómo te sientes con respecto a tus pupilos?
Todo es súper relativo, se han ido pupilos míos que a lo mejor no me hubiese gustado que se fueran todavía, o que yo esperaba que llegaran a la final, pero así es la competencia. Hay muchos factores que te pueden jugar en contra, no es sólo el talento, también tienen que ver las emociones, un montón de cosas que ocurren y de repente no se saben llevar, el tema de las redes, el estar expuesto, el estar por primera vez en la tele; son cosas que, a veces, te pueden jugar muy a favor porque lo sabes llevar muy bien, o te juegan en contra y ahí ya nada que hacer. Yo cumplo mi rol de coach, trato de aconsejarlos lo mejor que puedo, de apoyarlos siempre, estar ahí, porque hay algunos que necesitan más contención que otros, pero uno ya los conoce, ya sabes qué palabras decirle a uno o a otro, es parte del juego. Yo siempre apuesto a ganador con mis pupilos y si llegan a ganar maravilloso, y si no, también contenta con algún lugar que saquen. En realidad nosotros como coaches no competimos con quien gana o quien pierde, sino que tratamos de hacer nuestro mejor esfuerzo para que a todos les vaya bien.

¿Quién de tus pupilos querías que estuviese en la final?
La Vale Actton y la Vale Ríos. Pensaba que podían ser finalistas y llegar más lejos de lo que llegaron, pero todas las cosas pasan por algo. Sino era para esta vez, porque quizás algo más les hacía falta, que tienen que buscar en su fuero interno y analizar desde lo más íntimo, para desde ahí, salir a flote y son todos jóvenes así que les queda un montón por delante, vienen más temporadas y la vida da muchas vueltas. Lo que hay que tener claro es que hay que hacer las cosas bien y mantenerte trabajando siempre, porque el talento sin trabajo no sirve.