“Tuve un episodio bien fuerte”: Dani Urrizola rompió el silencio sobre su salida de “Sabingo”

Fue en el programa “El Aperitivo” que Jordi Castell conduce en el Instagram de Revista Velvet, que la comunicadora habló por primera vez de lo ocurrido con el equipo del programa de Chilevisión.

Daniela Urrizola rompió el silencio sobre su salida de “Sabingo”, del cual no se había referido hasta ahora. En el espacio de conversación contó que en octubre pasado llegó a una jornada de grabación que se extendió por doce horas y que tuvo que enfrentar sintiéndose mal de salud.

Aunque insistió en ir a una clínica, no la dejaron. Cuando tuvo la oportunidad, le diagnosticaron apendicitis, la que estaba a punto de convertirse en peritonitis. “Mi salida de ‘Sabingo’, como ya de corazón, fue mucho antes. Tuve un episodio bien fuerte en octubre del año pasado, no dije nada, eres la primera persona a la que le cuento. Y ahí yo dije ‘no, esto no está bien’”, comentó.

Lee también:  El comentario machista que le lanzó Iván Moreira a Karol Cariola en "Contigo En La Mañana"

“¿Finalmente qué pasa? Que cuando una es más polla o viene entrando uno tampoco entiende mucho, no todos se asesoran tampoco, entonces te empiezan a exigir cosas que claramente no van a lugar”, expresó.

Seguido a eso, agregó que “a mí me empezó a pasar mucho eso y cuando yo ya dije ‘no, esto no da para más’, yo estaba con una apendicitis y ese día me acuerdo que grabé 12 o 13 horas, porque partí grabando a las 8 de la mañana. Pedí ir a la clínica tres veces y tuve que terminar mi grabación”.

Lee también:  María José Illanes se defendió de las críticas tras su participación en "La Divina Comida"

Meses después de ese episodio, Daniela Urrizola reflexionó: “Una apendicitis es algo común, te puede dar en cualquier parte, no puedes atribuirlo a nadie. Pero sí que te nieguen la posibilidad de ir a la clínica, que te diga un productor ‘estás con la ruler. Por eso no me gusta trabajar con minas porque están con la ruler’. Pero eso fue en octubre del año pasado y yo me demoré dos meses en darme cuenta de lo que realmente había ocurrido. Entonces ahí dije ‘no, esto no está bien’”.

“Tengo 37 años, no voy a estar mintiendo porque me siento mal y quiero ir a la clínica, no tengo 10 años. Yo soy una mujer súper profesional y adulta”, insistió.

loading...