“Tranquilito, pero seguro”: Eva Gómez se refirió a cómo es el sexo cerca de los 50 años

La ex animadora del Festival de Viña del Mar, habló sobre los prejuicios que existen en torno al tema, contó anécdotas e incluso entregó algunas recomendaciones.

En conversación con Carmen Gloria Arroyo, por medio de una transmisión en vivo de Instagram, Eva Gómez reflexionó en torno a las relaciones sexuales después de los 40 años, luego de que la animadora introdujera asegurando que muchos piensan que a esa edad, se pierde la líbido o el deseo.

“Al revés, uno después de los 40 es cuando empieza justamente a agarrar confianza, ya sabes lo que tienes, lo que es, lo que quieres sentir y lo que puedes ofrecer”, opinó la ex conductora de “Así Somos”. “Hay dos etapas, una es la crianza de los hijos, que es después de los 40 efectivamente y la sexualidad se pone un poquito difícil la pista. Y otra es cuando los hijos están más grandes y dices ‘ahora me toca'”, añadió en esa misma línea.

Lee también:  Gran debut de Rupert Grint en Instagram: Sube foto con su hija y suma millones de seguidores en pocos días

Tras eso, Gómez procedió a poner como ejemplo su caso personal. ““Mi sexualidad de todas maneras mejoró. A mí me pasó que después de los 40, y te diría cuarenta y pico, empecé a decir ‘mish’, ahora pido y digo ‘mmm, para acá va la cosa, por acá no, más así…’ ¿No te pasó a ti?”, le preguntó a Carmen Gloria.

“Ahí uno empieza a tomarse espacios que antes no pudo tener, entonces no es llegar, dos cucharadas y a la papa. Es llegar y que la copita, el coqueteo, que voy a entrar al baño y sales con algo lindo, que él te espera y te dice cosas lindas. Hay una previa bonita, uno cuando habla de sexualidad altiro lo asocia al coito”, sostuvo la española respecto a la sexualidad después de los 50 años.

Lee también:  "Viña tiene festival": Virgina Reginato comenta el nuevo escenario que enfrenta el evento musical

“Uno interpreta sexo como coito y el sexo de repente no tiene porque terminar en coito. Pero es fantástico un montón de cosas, uno tiene 500 mil zonas erógenas que no necesariamente tienen que ver con la penetración y que son absolutamente notables, satisfactorias y placenteras”, añadió antes de cerrar el tema. “Desde un masaje con cremas que tú dices ‘que rico’, como que te va llevando una cosa a la otra y no necesariamente es ‘vamos, vamos’. Eso es más la locura de los 20. A esta edad uno dice ‘vamos tranquilito pero seguro’” concluyó.

loading...