Teleseries longevas: Un antídoto para los viudos del melodrama

Varios somos los que al terminar una teleserie quedamos a la espera de una nueva historia que nos cautive, pero hay otros que cuentan con la suerte de que sus telenovelas preferidas se extiendan años, como ha pasado en Chile con nuestra gran “Soap Opera”, “Verdades Ocultas”.

La exitosa teleserie de Mega, que cuenta la historia de Rocío (Camila Hirane) y Agustina (Carmen Zabala), dos hermanas que se reencuentran en su adultez luego de que a esta última la vendiera su madre movida por los problemas económicos que la afectaban, ha sabido mantener su liderazgo con giros dramáticos que se han convertido en muchas ocasiones en Trending Topic, reflejando la fidelidad por parte de la audiencia.

Este doble éxito, en redes sociales y en sintonía, debe ser una de las razones por las que se crean este tipo de producciones, ya que se mantiene al público cautivo diariamente, por largo tiempo, manteniendo buen rating y sin el peligro que éste baje. Puede ser también que la existencia de este tipo de formatos y su proliferación en la pantalla hispanohablante, tenga otro eje enfocado en lo económico, ya que con este tipo de telenovelas se puede sacar provecho a los sets y las ganancias, al no tener que destinar un presupuesto semestral a la construcción de nuevos escenarios.

Hoy en día las producciones longevas están viviendo un muy buen momento en Latinoamérica, ya que no sólo existen producciones en Chile, sino que también en otras partes como México con telenovelas como “Mi Marido Tiene Familia” o “Por Amar Sin Ley”, y en cadenas como Telemundo, donde a esta variante del melodrama le dieron el nombre de
«Súper Series», creando historias como “El Señor de los Cielos”, que va en su séptima temporada, o “Sin Senos No Hay Paraíso” que culminó en su cuarta entrega. Sin embargo, historia más larga del momento está realizada en Europa, específicamente en España, donde hace nueve años se realiza “El Secreto de Puente Viejo”, una producción de Antena 3 que ha sido sumamente exitosa y que este 2020 llegará a su fin.

En honor a la justicia y, por qué no decirlo, a los años, también es necesario darle crédito a los melodramas que crearon un escenario propicio para este tipo de producciones, que nacieron con la historia norteamericana “Guiding Light”, de la cadena CBS que estuvo 72 años al aire, logrando incluso un récord Guiness a la historia más larga en la televisión. Asimismo, existen telenovelas que son parte de la memoria colectiva de Latinoamérica como «Simplemente María» o en el caso de Chile, algunas se han alargado más de la cuenta o han tenido segundas partes, como «Marrón Glacé», «Machos», «16», «Lola» o más recientemente “Perdona Nuestros Pecados”.

Sin duda un formato que es tan popular como peligroso, ya que si bien mantiene un público fiel que sigue la historia, al ser tan longevas no cuenta con la opción de cautivar nuevas audiencias y, por lo tanto, cultiva el riesgo de tener números estáticos, es decir, que el rating se mantenga y no aumente, lo que es obvio si pensamos que hay historias tan largas que es imposible seguirles el hilo en el tiempo, y es que no hay nada más frustrante que nuestra heroína o héroe principal ya no esté para salvarnos de la realidad envolviéndonos en una ficción cautivante.

loading...