¡Shock total!: así fue el emocionante final de temporada de «Game Of Thrones»

No hubo palabras que describieran lo que los fanáticos de la serie de HBO sintieron tras el final de la séptima temporada. Revelaciones, traiciones, muertes, y, principalmente, la caída del muro que significó la llegada de los Caminantes Blancos a Westeros junto con un resucitado Viserion que arrasó con todo gracias a su llama azul, marcando así el inicio de la Gran Guerra.

El episodio final de «Game of Thrones» comenzó con la esperada reunión de la comitiva de Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), liderada por Tyrion (Peter Dinklage) y Jon Snow (Kit Harington), en Pozo Dragón junto a Cersei Lannister (Lena Headey), a quien llegaron a demostrar la existencia de los muertos vivientes y que la principal batalla es contra ellos y así decretar una tregua para luchar juntos.

La reina de Desembarco del Rey aceptó el trato, con la condición de que el Rey del Norte se mantuviera en su lugar, a lo que Snow respondió que no lo haría debido a que ya había jurado su lealtad a la Madre de Dragones. Ante la crítica situación, Tyrion tuvo que intervenir y tras una intensa conversación con su hermana, logró que aceptara. Sin embargo, finalmente Cersei revelaría que todo era falso y que traicionaría el pacto apenas pudiera.

Mientras tanto, en Invernalia, Lord Baelish (Aidan Gillen) siguió adelante con su plan de manipular a Sansa (Sophia Turner), sin darse cuenta que cayó en la trampa de las hermanas Stark y gracias a la ayuda de Bran (Isaac Hempstead-Wright), quien ahora es el Cuervo de Tres Ojos, lograron descubrir todas las traiciones y conspiraciones que realizó durante todos estos años. Finalmente, Arya (Maisie Williams) fue la encargada de darle fin al más grande conspirador de la serie con una simple estocada en el cuello.

Para finalizar el capítulo, el menor de los Stark se reunió con Sam Tarly (John Bradley-West), con quien sostuvo una reveladora conversación que finalmente ratificó lo que los fans ya especulaban desde hace un tiempo: Jon Snow es realmente Aegon Targaryen, hijo legítimo de Lyanna Stark y Rhaegar Targaryen, por consecuencia, heredero del Trono de Hierro. Pero justo en el momento en que se daba a conocer esta información, el Rey del Norte consumaba su amor con Daenerys, convirtiéndolo en una de las escenas más comentadas en redes sociales.