«Se sintió amenazado por mí»: Neilas Katinas reveló al enemigo que intentó acabar con su carrera en Chile

Este fin de semana debutó en el canal TV+ un nuevo programa de entrevistas llamado «Lo Que Se Ve No Se Pregunta», el que tuvo como primer invitado al jurado de «Rojo».

En el espacio, Neilas Katinas contó detalles íntimos de su infancia en Lituania y del matrimonio que celebró hace tres años con su pareja. La conversación también lo llevó a repasar cómo fue su llegada al espacio busca talentos de TVN, confesando que fue él quien se consiguió el teléfono de Gonzalo Cordero -productor ejecutivo- para poder incorporarse al programa.

Al bailarín sólo le costó una llamada telefónica para luego reunirse en las dependencias de TVN y, finalmente, obtener el puesto de jurado en el espacio que por estos días desarrolla su cuarta temporada bajo el título de «Gran Rojo».

Sin embargo, Katinas también fue consultado por los enemigos que se hizo una vez instalado en nuestro país. Allí, destapó un conflicto que vivió con el destacado bailarín nacional José Luis Tejos.

«Esta persona era la que llevaba ball room ahí y yo siento que se sintió amenazada por mí, por mi nombre, porque esta persona tomó clases conmigo», comenzó relatando. Luego, «en una entrevista me preguntaron si yo era profesor con esta persona, yo dije ‘tengo clases con él, nos juntamos todas las semanas y nada más’».

«Cuando él se enteró de esta entrevista, me escribió un mail muy feo diciendo ‘tú tienes tus propios logros, por qué me metes ahí’, y yo le respondía ‘mira, cuando yo tomaba mis clases con los profesores, yo estaba orgulloso de tomar clases con ellos porque tenía mucha confianza, por eso tomaba clases. Si a ti no te conviene dar tu nombre y decir que tomas clases conmigo, dejamos ahí la amistad y relación de trabajo’», añadió.

Tiempo después, ambos volvieron a reencontrarse en el casting para ser jurado de «Bailando» en Canal 13, puesto que finalmente se terminó adjudicando el lituano.

“Ahí él se enfadó aún más. Me da pena, me da lástima que sea tan inseguro, tenía envidia de que yo en dos meses conseguí trabajar con chicos mucho más que él trabajando en años», expresó.