¡Queen Yamna!: Coach de «Rojo» enfrentó nuevamente a Vasco Moulián por el trato a los participantes

La semana pasada Vasco Moulián fue una seda con los concursantes del programa de talentos de TVN, pero en el capítulo de ayer volvió a ser el impredecible e impulsivo de las temporadas anteriores. Sin embargo, una mujer del equipo, sin pelos en la lengua, lo increpó en defensa de los participantes.

No es primera vez que Yamna Lobos se enfrenta con el jurado invitado en estas instancias: ya lo había hecho en la primera generación, cuando Moulián criticó a la bailarina Nicole Hernández por perder el eje al realizar unos «foutté» y la coach le recordó que para evaluar técnica debía tener conocimientos mínimos de danza.

En el episodio de ayer, Vasco Moulián, quien ya había calificado con un 4.0 a la favorita Jazz Torres por considerar que su espectáculo parecía presentación escolar, se lanzó contra Vale Actton, pupila de Lobos, quien increpó a la concursante y le aconsejó pedirle disculpas a la producción por decir que no se le permitía realizar en el escenario los estilos que ella manejaba.

Fue entonces que Yamna Lobos, la coach que se ha ganado el cariño y el respeto de todos los fanáticos del programa, tomó el micrófono para aclarar las palabras de Actton y se dirigió al jurado: «en realidad, Vasco, no quiso decir lo que tú interpretaste y, además, podrías ser más sutil para dirigirte a los chicos, es un consejo que yo te puedo dar», le dijo la ex Cocotera.

Moulián se defendió y respondió que no era una interpretación suya, fueron las palabras que utilizó Actton, pero Lobos volvió a la carga y le dijo: «fuiste tú el único que entendiste eso».

Además, Yamna Lobos aprovechó de lanzar una crítica a la producción, quien le mostró a los participantes de la categoría de baile un video donde elegían entre sus compañeros al más débil y, según la opinión de la coach, y que también había sido un reclamo hecho anteriormente por Maitén Montenegro, eso distraía a los concursantes y perjudicaba su desempeño. Y aunque Álvaro Escobar, al parecer, entendió el punto y asintió a estas palabras, rápidamente le dio el paso a Roberto Van Cauwelaert para que repitiera la misma mala práctica con los cantantes.