Paulo Zieballe se quedó con el cuarto lugar del «Gran Rojo» y protagonizó tenso diálogo con Álvaro Escobar

Los bailarines fueron los primeros en definir a sus tres finalistas de cara a la Gala que se llevará a cabo este viernes: Jazz Torres, Nicole Hernández y Geraldine Muñoz. Hernán Arcil, por su parte, se quedó con el cuarto lugar.

Este jueves, fue el turno de los cantantes de definir quiénes serían los que acompañarían a Benjamín Durán este viernes en horario prime. Piamaría Silva, Edwin Joseph y Paulo Zieballe, tuvieron la última oportunidad de demostrarle al jurado del «Gran Rojo» que merecían llegar a la última instancia de la competencia.

Tal y como ocurrió ayer, Maitén Montenegro fue la encargada de entregarle el sobre a Álvaro Escobar con la decisión que habían tomado. Primero fue Silva quien se instaló en la gran final.

Previo a conocer al cuarto lugar, Montenegro destacó que tanto Edwin como Paulo «tuvieron errores» en sus presentaciones. Así, finalmente, el animador anunció que Joseph pasaba a la última instancia, mientras que Zieballe se quedó con el cuarto lugar y un millón de pesos.

«Siento que nunca gusté, y a pesar de estar contra la corriente, pude llegar a esta instancia. Agradecerle a mis compañeros, a la producción y siento que he llegado a una etapa muy importante en la cual agradezco infinitamente a Dios y sin palabras la verdad. Siento que hablé y que boté todo lo que tenía. Hablé en privado con algunos de los jurados y siento que nunca les agradé. Muchas gracias a pesar de todo», señaló Paulo.

Fue ahí cuando Álvaro Escobar lo interrumpió para decirle que «he sido el tio conductor en cuatro temporadas y francamente las personas que no han estado a la altura en una instancia como esta, no están».

A pesar de eso, Zieballe insistió en que estuvo «contra la corriente» y que debió salvarse mucho antes. Aún así, agradeció «a mis compañeros, a la producción, a ellos agradezco».

loading...