Paula Sharim será una de las protagonistas de la nocturna que sucederá a “Casa de Muñecos”

En Mega ya trabajan en la historia que se convertirá en la sucesora de la producción que actualmente protagoniza Gaby Hernández. Como se conoció semanas atrás, esta nueva nocturna se centrará en tres amigos que protagonizan un accidente donde atropellan a dos personas y huyen de la escena. Sin embargo, una vez que el caso se hace público se sabe que uno de los involucrados es hijo de un político.

Dentro de los roles protagónicos ya están confirmados Jorge Zabaleta, Álvaro Rudolphy, Roberto Farías, Francisca Imboden, Patricia Rivadeneira, Claudio Arredondo e Ingrid Cruz. A ellos también se sumará Paula Sharim, a quien vimos por última vez en pantalla meses atrás en “Verdades Ocultas”.

Según comentó a Fotech.cl, “estar en la parte protagónica de un equipo dramático tiene varios lugares. Los personajes protagónicos tienen un rol que es difícil porque son los primeros rostros, los que enganchan, los que llevan la imagen de la producción. Las historias se construyen con todos los personajes, muchas veces los actores y los roles de soporte, o secundarios, llevan más la acción que los mismos protagonistas”.

“En ese sentido me lo tomo con la mismas ganas y estoy feliz, porque además es un área en la que yo no he trabajado, trabajé en el Mega antiguo. Y creo que este rol, además de ser algo que me gusta y protagónico, tiene que ver con un lugar, con un pensamiento, con una forma de pensar mía y de ver ciertos movimientos de Chile y su contingencia que me resulta muy atractivo de hacer”, agregó.

Sharim afirma también que “el personaje protagónico también es uno que aparece más y en el que descansan muchas otras historias, es un personaje que hay que hacer bien o bien, no hay otra posibilidad”.

Recordemos que la nueva historia, a cargo del guionista Luis Ponce (“Amanda), gira en torno a Mariano Beltrán (Álvaro Rudolphy) un ambicioso candidato a la Presidencia de la República. Él no es un político tradicional, sino un empresario que decidió recientemente entrar a la vida pública para dirigir los destinos del país. Se presenta, en apariencia, con una vida perfecta: una familia unida y envidiada por muchos.

Esto hasta que en medio de la campaña su hijo Camilo protagoniza un accidente que podría llevar al muchacho a la cárcel y terminar con sus aspiraciones presidenciales. Como todo padre, Mariano utilizará todos los medios a su alcance para evitar que su hijo sea encarcelado. Lo que no estaba en sus planes es que deberá enfrentar al fiscal Aníbal Ramos (Jorge Zabaleta), un sabueso mañoso y difícil de sobornar. Un profesional brillante y sagaz con un olfato único, que tarde o temprano descubrirá que tiene una cuenta personal que cobrarle al aspirante a la presidencia.