Pamela Díaz sobre «Viva La Pipol»: «No me gusta el nombre del programa, parece que fuera mío y no lo es»

La conductora de uno de los dos matinales de Chilevisión, se refirió ampliamente sobre su paso por el espacio, los problemas que han enfrentado en este nuevo desafío y cuáles podrían ser las decisiones que le den el éxito necesario al proyecto.

En conversaciones con el diario La Cuarta, expresó que la baja de sintonía del último tiempo se debería a que: «Entrar con un programa así como ‘¡yujuuu!, estamos aquí saltando y bailando’ cuando vienes de notas de gente desaparecida, con problemas que lamentablemente pasan en nuestro país, como que cuesta enganchar al espectador».

Han pasado más de dos meses desde que inició el programa «Viva La Pipol», animado por Felipe Vidal, Jean Phillipe Cretton y Pamela Díaz, y fue justamente esta última conductora quien hizo el balance del tiempo al aire, analizando el trabajo de manera franca: «En estos meses hemos tenido de todo. Partimos la primera semana ganando, la segunda perdiendo. Han sido semanas de aprendizaje», expresó la «fiera» de la televisión chilena.

Pero Díaz no se quedó ahí, puesto que aprovechó la instancia para entregar luces de lo que podría ser una posible solución: » Creo que tenemos que hacer algo que nos falta en ese primer bloque: o cambiar el horario y partir un poco más tarde para que las cosas funcionen mejor (…) no sé si es necesario tener a tanto invitado. Tenemos que cambiar el chip de ‘La noche es nuestra’, a veces nos pasa eso, y no es el mismo público, pero mientras los ejecutivos nos permitan ir mejorando está todo bien».

Finalmente, expresó su disconformidad con el nombre del espacio, puesto que entrega una idea errónea de un proyecto que incluye diversos profesionales «La verdad no me gusta el nombre del programa, porque parece que fuera un programa mío y no lo es, somos con un equipo grande. Si fuera un programa mío de conversación, con un formato mío, no tendría problemas con que se llamara ‘Viva la Pípol’, pero yo no mando mucho ahí. Yo se lo dije al equipo y mis compañeros también lo dijeron, pero ya estaba todo listo, no puedo reclamar mucho, soy una simple empleada».