“Nadie me creía”: Joven que interpretó a la pequeña Jorja en “Aquelarre” reapareció 21 años después

Muchos se han preguntado, en medio de la comentada actual retransmisión de “Aquelarre”, qué habrá sido de la vida de la Jorja, la hija de Poncia (Ximena Rivas), lanzando teorías sobre cuál habrá sido su destino, a veintiún años de haberse emitido la exitosa teleserie de TVN.

Lo cierto es que los conductores del primer programa sobre ficción nacional, “Modo Teleseries”, lograron dar con el paradero de Linsay Ocares, la joven que interpretó a la pequeña y, en medio de una entrevista que también contó con la presencia de su madre, Claudia Méndez, las dos revelaron todos los pormenores detrás de la Jorja.

Claudia, considerando que eres la madre de Linsay y gestora principal de su llegada a “Aquelarre”, ¿cuál era tu relación con las teleseries chilenas antes de esto?
Yo trabajaba como extra para la agencia “Queen”, como desde dos o tres años antes, y cuando la “Lin” nació, fui un día con ella de casualidad a renovar las fotos y Claudio Reyes, que era el productor de la agencia en ese tiempo, me dijo que se iba a empezar a grabar una nueva teleserie e iban a necesitar a un bebé por no más de tres o cuatro capítulos, me dijo que le sacáramos fotos por si acaso, cualquier cosa iban a llamar. Le sacaron las fotos y como a la semana, Claudio nos llamó, nos dijo que había quedado y que íbamos a empezar a grabar a la semana siguiente, pero por tres o cuatro capítulos. Fue muy divertido porque al final, grabó toda la teleserie, fue creciendo en el mismo lapso que avanzaba la historia, algo muy raro porque normalmente cuando se ocupan bebés muy pequeños, necesitan cambiarlos por la rapidez de las grabaciones o los tiempos que pasan, pero ella se quedó los nueve meses que se grabó la teleserie.

¿Por qué crees tú que se produjo esto de que, finalmente, la participación de su hija se terminó extendiendo durante todo el transcurso de la trama?
La verdad es que era muy extraño. Ella tenía un mes cuando empezó a grabar y en los primeros capítulos, creció muy rápido y en algunas escenas usaron muñecos, y se iba dando esto de que crecía a medida que avanzaba la teleserie. Sólo ocuparon muñecos en algunas escenas de cuando partió porque era muy bebé, y ya después en todas las escenas en las que salía, no se usó muñeco ni hubo cambios.

¿Recuerdas alguna anécdota en particular de las grabaciones?
No muchas, porque Linsay era muy pequeña. Pero era divertido, por ejemplo, cuando en las escenas salía que el bebé lloraba y ella lo hacía, como si supiese que tenía que llorar. Todos se quedaban muy extrañados. Ximena Rivas y Mauricio Pesutic siempre decían “esta niñita como que supiera que tiene que llorar y balbucear como bebé”. Ella les seguía el juego muy bien y era muy divertido. Creo que un par de veces en que no lloró, usaron un llanto falso y yo lo he notado en algunos de los capítulos, pero en otros cuando tenía que llorar, lloraba o se ponía mañosa y daba justo que las escenas decían que lo tenía que hacer.

¿Cuántos meses tenía Linsay cuando empezó a grabar como Jorja?
Tenía un mes cuando partió y cuando terminó tenía nueve meses. Duraron ocho meses las grabaciones.

¿Qué tal fue Ximena Rivas y los demás integrantes de la teleserie con ella?
La verdad es que tengo súper buenos recuerdos, la trataban súper bien, con mucho cuidado y mucho respeto. Creo que en alguna oportunidad, Linsay estaba muy mañosa de bebé y si no se podía grabar, nunca me sentí presionada si estaba con alguna crisis de llanto. Pero Ximena siempre se portó súper bien, súper amorosa, conmigo todos ellos fueron súper amorosos y cuidadosos. Siempre tenían la precaución de tenernos en una sala calefaccionada, en los sets que son grandes y fríos, entonces en general, nunca tuve un problema y aunque nosotros íbamos por agencia, que es lo que se usa con los bebés, siempre nos iban a buscar a las casas, en sentido súper preocupados, mandaban camioneta para buscarnos y dejarnos.

¿Cómo fue dividirse en las grabaciones entre tu aporte como extra y el personaje que hacía tu hija, considerando que “Aquelarre” tuvo muchos exteriores en Colina o en Nós, por ejemplo?
No fueron muchas ocasiones. Yo nunca iba sola a las grabaciones, si no estaba yo, estaba mi mamá y nos turnábamos. La verdad es que todos en mi familia estuvimos como extra, llevábamos a Linsay y aprovechábamos. Por lo general, no recuerdo que nos haya tocado grabar en días feos o de lluvia, tuvimos mucha suerte o lo programaban así, pero los exteriores casi siempre eran con días de sol, en el pueblo o cerca del haras. Cuando estábamos en el canal, nos manejábamos en las salitas para que ella estuviera calefaccionada, y siempre se preocupaban de cómo estaba la niña. Cuando yo necesitaba amamantarla o mudarla, me iba a una sala y lo hacía sin problemas. Pero exteriores de noche con Linsay no tuvimos, y en las de interior se maneja el tema de luz para la noche, entonces sólo grabamos en interior de noche.

¿Cómo eran las jornadas de grabación, y de cuántas horas?
Normalmente, íbamos dos o tres veces a la semana a grabar. Y eran hartas horas. Cuando íbamos a Colina, se aprovechaban de hacer los exteriores y eran jornadas de todo el día, salíamos a las ocho de la mañana y volvíamos a las siete de la tarde, porque se aprovechaba el día. Por supuesto, no es que Ximena (Rivas) estuviera seis horas con la guagua en brazos, pero se aprovechaba de hacer muchísimas escenas en exterior.

Además de Ximena Rivas, Linsay estuvo en los brazos de importantes figuras como Maricarmen Arrigorriaga, Patricia Rivadeneira, Mauricio Pesutic, Coca Guazzini, Edgardo Bruna o hasta de Lucy Salgado. ¿Qué recuerdos tienes del elenco en general?
Compartí mucho con Maricarmen Arrigorriaga, porque le hacía mucha fiesta a la “Lin” y era súper amorosa. Sigrid Alegría, que tenía su hijo pequeño y después también grabó en la teleserie, o Paola Volpato que también tenía un hijo chico. La verdad es que todas las que hicieron de las hermanas Patiño, eran muy amorosas.

¿Cómo has vivido el revuelo que ha provocado la participación de tu hija, a raíz del regreso de la teleserie?
Ha sido bien impresionante, porque cuando contactamos a Ximena Rivas nunca pensamos que iba a contestar. Cualquiera podía hacerse pasar por la Jorja, si han pasado 21 años. Pero después de eso, la llamaron de La Cuarta, los comentarios en Instagram y todo eso. Es bien increíble, porque es una guagua que en realidad no hacía mucho más que estar en brazos, pero ha causado harto revuelo y eso ha llamado mucho la atención. Acá todos “chochos” con ella, sus abuelos y todo, es la única nieta así que más todavía. Mi papá mostrando el diario en su trabajo a todos sus clientes, ha sido muy divertido.

¿Cuándo supo Linsay que había actuado en una teleserie?
En la casa todos siempre le dijeron Jorja, la molestaban.

¿Y tú Linsay, qué pensaste en ese momento?
Tengo recuerdos de haber visto la teleserie en alguna repetición, y ahí como que recién tomé conciencia de que había participado en una teleserie, antes me costaba reconocerme. Igual en la casa siempre me han molestado con la Jorja, con que aparecí en la tele y con que soy “la nieta famosa”. Para mí fue algo totalmente nuevo, me daba vergüenza y hasta el día de hoy un poco, de saber que estuve en una teleserie, me cohíbo.

Ésta no es la primera vez que TVN repite “Aquelarre”, de hecho, también está disponible en el canal de YouTube Teleseries y Series que ellos tienen. ¿Qué te ha dicho tu entorno al saber que tú eres la Jorja?
Nadie me creía, al menos mis compañeros de universidad, ninguno me creía. Recién cuando Ximena Rivas subió la foto conmigo, ahí recién me creyeron. Como a mí siempre me lo nombraron, yo decía que había actuado en una teleserie de bebé pero nunca me creyeron.

¿Tenías consciencia de lo buscada que ha sido Jorja en redes sociales por los fanáticos, desde que la teleserie fue subida a Youtube?
Yo pensaba “¿a quién le va a interesar cómo está ahora la guagua?, ¿qué me van a querer conocer?”, entonces me impactó mucho. De hecho, leía los comentarios en la foto que publicó Ximena Rivas y claro, muchos decían que justo se estaban preguntando qué será de ella, y quedé impactada.

Según contó Ximena, cuando niña la fuiste a ver a una obra de teatro y la esperaste para contarle que tú habías sido su hija en “Aquelarre”. ¿Cómo nació la idea de querer reencontrarte con ella?
Eso no pasó. De hecho vi la noticia y dije “chuta, me suplantaron”. Pero la verdad es que nunca me reencontré con ella, por eso lo encontré muy raro. Quizás una niña que le decían Jorja y le dijo que era ella, pero yo nunca la vi en ninguna obra.

¿Qué le dirías a Ximena Rivas, a 21 años de haber compartido tanto con ella?
Por lo que me cuenta mi mamá, ella fue un amor conmigo y gracias por haber sido tan preocupada de mí, y por siempre atenderme bien. No es fácil trabajar con un bebé creo yo, así que se agradece.

¿Estás viendo la teleserie en esta retransmisión? ¿La encuentras entretenida?
Sí la veo, de hecho acá en la casa estamos todos viéndola, nos pegamos a la tele a las 15:30. Y sí, es entretenido verse ahí tan chiquitita, cachetona y chascona, en la carreta que me llevaban, es muy entretenido.

Y lo que muchos quieren saber, ¿en qué está la Jorja actualmente, especialmente en estos últimos meses de pandemia?
Bueno, yo estudio fonoaudiología y ya voy en tercer año, y también estoy con una pequeña pyme por la pandemia, tuve que dejar mi trabajo y me establecí con algo. Pero eso más que nada es lo que soy ahora, estudiante.

¿Te han empezado a seguir en tus cuentas personales, producto del regreso de “Aquelarre”?
Sí, de hecho me llamaron de La Cuarta y me dijeron que iban a promocionar mi pyme, entonces tuve que poner mi Instagram público y todos me empezaron a seguir. Fueron caóticas esas horas posteriores a que Ximena Rivas subiera la foto conmigo.

A continuación, pueden revisar la entrevista completa en el canal de Youtube de “Modo Teleseries”:

loading...