Marcial Tagle y su intrigante rol en «Río Oscuro»: «Lo encuentro alucinante»

El actor, quien regresa a la pantalla tras su participación en «Soltera Otra Vez 3», debuta como villano en una teleserie, hito que anhelaba en su carrera. A Fotech.cl entregó detalles de lo que veremos en la nueva apuesta nocturna de Canal 13 y el fenómeno que la precede, «Pacto de Sangre».

Regresas a las teleseries en esta nueva apuesta nocturna. Cuéntanos de qué se trata tu personaje del capataz Custodio en «Río Oscuro».

Custodio es un capataz por herencia. Mi abuelo era el capataz del abuelo de Juan Echeverría (Julio Milostich), al igual que era el de su padre y ahora Custodio, son familias que trabajan juntas. Es el brazo armado de Echeverría y es un personaje muy malvado, lo que me tiene muy contento (risas). Es muy violento, muy duro, muy crudo, y es el encargado de blanquear todo el horror que ocurre dentro de Río Oscuro.

¿Se podría decir que Custodio es el que concreta mucha de las maldades que Juan planea?

Sí, muchas de ellas. Las maldades contra sus hijos, contra los inmigrantes, contra las mujeres, etc.

¿Cómo se siente estar en una producción tan oscura y cargada al thriller, luego de varios personajes cómicos que has interpretado?

Lo encuentro alucinante. Me tiene muy contento poder hacer un personaje ‘malo, malo’. Es algo que siempre había querido para mi carrera, y fíjate que Cristian Mason (director) me había llamado para interpretar a un antagonista en «Pacto de Sangre», porque me había visto en teatro con roles de villano. Pero en ese momento no pude, y ahora me dieron la chance, entonces estoy muy contento por este personaje.

¿Qué te ha parecido esta especie de resurgimiento del thriller, con producciones como «Pacto de Sangre», «Juegos de Poder» o la misma «Perdona Nuestros Pecados»?

Creo que hay harta influencia de las series, donde se ve harto thriller, el asesinato, el secuestro, la intriga y las ambigüedades, donde no sabes si los personajes son realmente buenos o malos. Eso está muy metido en la gente, y en ese sentido, Canal 13 y AGTV se alinearon perfectamente y van con todo.

¿Crees que este elemento ambiguo y de no saber qué pasará, podrá enganchar al público con la historia?

Sí, yo creo que va enganchar e identificar al público, porque es todo lo que uno, en alguna parte, quiere ser o quiere hacer pero que no es imposible, entonces la ficción permite desatar ese lado oscuro que tenemos todos.

De todas maneras, todo villano tiene también un lado bueno, ¿cuál es el lado bueno de Custodio?

Su nieto, que es su regalón y por ahí explora su lado luminoso, hasta cierto punto igual.

¿Cómo ha sido trabajar con este nuevo equipo realizador, y cómo se ha dado la sintonía entre los pares?

Estamos bien motivados. Yo creo que el hecho de que la industria esté pasando por una cierta crisis, motiva y hace que los actores estemos con las pilas más puestas, que todos valoremos el trabajo que hacemos y que nos avoquemos a lo que nos convoca, que es la creación de personajes, la calidad, subir el nivel, la entrega hacia el trabajo. Al final eso termina generando un círculo virtuoso, y nuestro equipo ya está inmerso en eso.

¿Qué opinas respecto a los cambios que se han provocado con respecto a la medición de rating, frente a las nuevas plataformas que han ido dejando en evidencia lo poco representativo del sistema?

No sé, para mí es un enigma. Yo no ubico bien como funciona el tema del rating y lo comercial, yo no lo manejo para nada. A mí me motiva que el equipo de AGTV y Canal 13 esté inspirado e ilusionado en hacer esto. No es una teleserie más para ellos, es una apuesta y se la jugaron por un género, entonces eso nos hace motivarnos a todos.