Maitén Montenegro expresó su disconformidad con las bases del repechaje de «Rojo»

Al parecer, no volverán los mejores a la competencia de «Rojo» mediante el repechaje. Así lo dio a entender la presidenta del espacio busca talentos de TVN, quien durante uno de sus comentarios expuso su desacuerdo con las bases de la actual competencia.

Maitén Montenegro ha demostrado no tener pelos en la lengua cuando algo no le parece bien en el programa. Si una vez evitó que se fueran a los clásicos tres minutos de comerciales cuando la situación era muy tensa para los participantes, ahora lo hizo con una opinión que dejó clara su disconformidad por tener que elegir a una bailarina para volver a la competencia sin merecerlo.

«Las bases indican que tenemos que salvar a alguien para que siga en competencia y lo vamos a respetar, vamos a salvar de este trabajo una de ustedes dos», expresó Montenegro, luego del duelo entre Lay Chau y Ximena Huala, dejando claro que ninguna brilló en el escenario, pero que de todas formas debían elegir una.

«Ésta es una oportunidad y siento que no sé si extrañaron no estar. La presentación de ambas no estuvo al nivel de eso, de verdad, estuvo débil, no puedo imaginar lo que sienten, pero no se vio la importancia que le dan a volver», les dijo, antes de nombrar a Ximena como la ganadora.

La situación que vivieron estas dos bailarinas fue completamente diferente a la ocurrida minutos antes en el mismo episodio con las concursantes Valentina Ríos y Pía Weidmann, donde los jueces, tras una gran presentación de ambas, tuvieron votación dividida para decidir cuál de ellas merecía volver: la elegida fue Pía.

El problema que expuso Montenegro en su comentario ya había sido expuesto el día lunes, donde el duelo entre los cantantes Marco Castro y Conny Campos tampoco estuvo a la altura de esta instancia, y los jueces debieron elegir a uno de ellos porque así lo estipulaban las bases, mientras que en el episodio del martes la situación se dio al revés, cuando Benjamín Durán y Paulo Zieballe se enfrentaron, pero ambos merecían una nueva oportunidad.