Loreto Aravena y el desenlace de «Pacto de Sangre»: «Va a ser emblemático»

Conversamos con la actriz que interpretó a Josefa en la aclamada producción respecto del final de la historia que mantuvo a todas las redes sociales atentas durante ocho meses. Junto con eso, además, le consultamos sobre su participación en la nueva teleserie vespertina de Canal 13, «Amor a la Catalán».

Hoy se emite el último capítulo de la aclamada «Pacto de Sangre», ¿con qué se va a encontrar el público en este esperado final?
Yo creo que va a ser sorpresivo para todos. Igual, son difíciles los finales, porque no se puede dejar satisfechos a todo el mundo, pero está buenísimo, a mí me gustó lo que leí, fue como «Oh, no te creo». El cierre final de la historia es espectacular, va a ser emblemático. Bueno, y todo lo que sucedió antes, la muerte de Gabriel (Pablo Macaya) fue un tremendo momento, lo vi y ‘rallé la papa’. Fue un giro súper interesante, porque nadie se esperaba que Marco (Néstor Cantillana) terminara matándolo. Ya había muerto mi personaje antes, formando con el profesor una pareja en la que uno podía creer un poco en el amor, pero después terminan los dos muertos, todo muy terrible. Pero nada, yo creo que a la gente le va a gustar el final. Vamos a dejar la vara súper alta, en ese sentido, pero «Río Oscuro» está maravillosa, he visto imágenes y quiero puro verla, es muy sórdida y muy distinta a «Pacto de Sangre».

Algunos colegas tuyos se quejaron junto al público por la emisión de capítulos cortos y llenos de comerciales. La misma guionista aclaró que de 76 capítulos escritos, se terminaron transmitiendo más de 130, ¿qué postura tienes frente a la edición que le dio Canal 13 a la teleserie?
Yo creo que cada uno hace su pega y eso hace que las cosas funcionen. A la teleserie igual le ha ido bien, a pesar de los capítulos cortos. Yo creo que uno nunca se tiene que olvidar que esto es un negocio también, la televisión es así, y ésa no es parte de nuestra pega. Yo me preocupo de actuar, de hacerlo lo mejor posible, de ser profesional en lo que hago, y ojalá que a la gente le guste mi trabajo. Y el resto, cada uno se preocupa de su pega, entonces no tengo mucho que criticar, no me compete. Esto es un producto televisivo, y además, de alguna manera tienen que financiarlo. Qué más quisiera uno los capítulos se dieran completos, pero no se puede no más. Espero sí, que logren venderla a plataformas importantes, para que todos puedan verla entera y sin cortes.

Has tenido amplia carrera en producciones nocturnas y series, pero ahora estás debutando en las teleseries vespertinas, ¿cómo te sientes con eso?
La verdad, aún estoy viendo cómo funciona trabajar para esa franja. Además, es un horario donde no está todo el mundo en la casa, o en general están haciendo otras cosas, pero ahora todo se puede disfrutar también por internet, la televisión ha cambiado en ese sentido. Pero no me asusta mucho que sea a las ocho, y no nocturnas como siempre he hecho, al contrario, es un tremendo desafío.

¿Qué te ha parecido, hasta el momento, tener la oportunidad de trabajar con un director de la talla de Vicente Sabatini, en esta nueva teleserie?
Estoy en llamas, porque cuando era chica vi todas las producciones de Sabatini, entonces siempre ha sido mi referente en cuanto a teleseries. Hace algunos años, quisimos trabajar juntos pero no se dieron las cosas, porque yo estaba en «Los 80», que fueron siete años y claramente, no podía dejar la historia. Fue difícil coordinar los tiempos, así que tuve que rechazar esa oferta, pero tenía muchas ganas de trabajar con él, y él también tenía muchas ganas de trabajar conmigo, por lo que me ha dicho. Entonces fue un bonito encuentro, nos estamos llevando súper bien, lo estamos pasando bien haciéndolo, nos reímos harto, y él es genial. Me gustó su método, encuentro que concordamos, es súper riguroso y a mí me gusta mucho la disciplina, entonces estamos ahí bien afiatados.

¿Crees que se podrá replicar en «Amor a la Catalán» el clásico estilo y las propuestas que inmortalizaron las teleseries de la época dorada?
De todas maneras, ojalá. Hay personajes bien interesantes y entretenidos, que yo creo que la gente va a enganchar con ellos. Y si es la mano de Sabatini, tengo fe en que eso suceda.

¿De qué se trata tu personaje de «Danae» en esta nueva apuesta vespertina?
Es la hija de Tamara Acosta («Yanara»), la hermana de Daniela Ramírez («Dafne»), y es la que se encarga del control de calidad en la panadería Catalán. Cuando se muere el patriarca de la familia, queda la escoba con la panadería porque hay que dividirla entre dos familias, enterándose la una de la existencia de la otra, y todo es un rollo muy hilarante. Mi personaje es como súper rebelde, contestataria y polvorita, le gusta pelear y los combos, defendiendo a morir lo que le pertenece por herencia.

Es algo bien distinto a lo que has venido haciendo durante los últimos años…
Totalmente diferente. Igual tiene un look bien sexy, pero es como más ruda o masculina, de hecho en las relaciones amorosas tiene muchas dificultades. Es un personaje que no tiene par romántico. Está enamoradísima de Camilo (Gabriel Urzúa), uno de los panaderos, pero él está enamorado de su hermana.

¿Qué te llamó la atención de «Amor a la Catalán» para aceptar participar?
Yo creo que lo que más me llamó la atención es que sea comedia, porque venía de una carga dramática muy fuerte, echándome al hombro el tema de la violencia intrafamiliar, habiendo estado embarazada en la teleserie, entonces fue muy complejo. Además que me costó instalar a Josefa, en un principio la gente la encontraba tonta y media fome. Yo misma también tuve dificultades para defenderlo, porque me preguntaba cómo esta mujer se seguía quedando ahí, pero es la realidad de muchas mujeres y hombres actualmente. Pero ahora estoy súper contenta, porque es otra tecla.

¿Cuál es el personaje, de los que has interpretado, que recuerdas con más cariño?
Absolutamente Claudia, de «Los 80». Es que fueron siete años, cómo no quererlo, cómo no recordarlo. Yo creo que es, por lejos, el personaje que más me ha marcado. Además guardo tantos recuerdos maravillosos de «Los 80», aprendí todo ahí.

Hablando de aquella serie, te vuelves a encontrar como madre e hija con Tamara Acosta, ¿cómo ha sido este reencuentro?
Igual hemos seguido trabajando en otras teleseries, pero no como madre e hija, que es distinto. Ha sido bacán, tenemos mucho feeling, somos amigas y es rico poder trabajar con gente que uno quiere. Lo pasamos ‘chancho’, sinceramente.

loading...