La recordada Omara de «El Circo de las Montini» y su regreso a la TV en «Río Oscuro»: «Los inmigrantes representan el último eslabón del pueblo»

Fotech conversó en exclusiva con Seide Tosta, actriz cubana recordada por su emblemático rol de Omara en la exitosa «El Circo de las Montini», y que regresa oficialmente a las teleseries, a 17 años de haber representado a aquel personaje en TVN.

¿Qué te ha parecido tener la oportunidad de volver a los roles estables en teleseries, y en esta nueva casa televisiva que es Canal 13?
Estoy súper contenta y entusiasmada, porque durante muchos años hice roles bien esporádicos, es la primera vez que estoy desde el principio en una teleserie. Me tiene súper expectante, porque además es un rol que toca una tecla muy distinta a lo que he hecho antes, que casi siempre es más tirado a la comedia, ahora es bien dramático.

Cuéntanos de qué se trata tu personaje de Antonia en «Río Oscuro».
Es la esposa de Claudio (Alejandro Fajardo), y madre de Eugenio (Yohan Aguiar) y Luisa (Betsy Camino), la hija desaparecida en extrañas circunstancias. Ellos llegan a Chile buscando mejores oportunidades, pero lamentablemente, caen en el lugar equivocado. Yo siento que ellos representan como el último eslabón del pueblo, porque son inmigrantes, negros, entonces para la gente de ahí, son lo peor. Hay harto sufrimiento, también con lo de la hija desaparecida, el personaje se conecta un poco con Clara (Amparo Noguera), al estar en la misma situación. Pero Antonia, en el fondo, es la más cuerda en su familia. Su marido ahora sólo quiere ascender en la escala social, llegar a ser la mano derecha de Juan (Julio Milostich), y su hijo Eugenio se enamora de la muchacha equivocada. En fin, ella sólo quiere irse, pero están atrapados en un lugar del que cuesta mucho salir.

Repasando tu carrera en la TV chilena, ¿es Omara de «El Circo de las Montini» tu personaje más querido? ¿qué recuerdos guardas de esa producción en particular?
Fue mi primer trabajo en televisión, yo estudié teatro en Cuba pero inicié mi carrera teatral acá en Chile, entonces «El Circo…» fue mi primera aparición en teleseries. Fue una experiencia gigante, con tremendos actores y actrices, y además con un personaje que era súper querible y simpático. Fue realmente lindo, yo estoy muy agradecida porque la gente se acuerda hasta el día de hoy de Omara.

Te reencuentras en «Río Oscuro» con muchos colegas de aquella producción de TVN, ¿cómo ha sido volver a encontrarte con figuras como Claudia di Girolamo o Amparo Noguera?
Ha sido espectacular. Cuando llegué a esta teleserie y vi que estaban ellas fue como volver atrás y decir ‘qué suerte’. Poder lanzarme en un re-debut, y que sea con ellas y con estos tremendos actores. O sea, uno sólo llega y aprende.

Bueno, y el director Vicente Sabatini ahora está a cargo de la nueva vespertina de Canal 13, «Amor a la Catalán», ¿te gustaría en algún futuro ser convocada por el director, o por cualquier otro para una nueva teleserie?
Obvio, de todas maneras. Contrátenme no más (risas). Ojalá que todo esto siga, porque además, antes los personajes de inmigrantes eran roles que tenían que pegarlos. Pero ahora, tenemos cuatro en «Río Oscuro» y tres chicos inmigrantes también en la vespertina, entonces ya Chile cambió, ya somos parte y ya no hay que justificar tanto. Quizás se podría cambiar un poco, más adelante, el tema de los roles que nos siguen dando, pero eso va a cambiar en algún momento. Ahora estoy súper agradecida, porque esta familia de inmigrantes es parte en «Río Oscuro», con conflictos muy intensos.

¿Cómo invitarías a la gente a seguir viendo «Río Oscuro»?
Les pido que nos sigan acompañando, porque es una historia vertiginosa, misteriosa, donde cada persona tiene un calvario diferente, aunque parezca que no. Y uno también puede identificarse, con esos pequeños calvarios que tenemos dentro. Así que no se la pierdan. Está realmente muy impactante.