La nueva vida de Rocío, la primera gran víctima de “Manos Al Fuego”

La semana pasada en “Manos al Fuego”, el caso de Absalón y su pareja Marcela hizo arder las redes sociales con memes y comentarios, dando cuenta de la coqueta actuación de ella, quien finalmente perdió todas las pruebas del programa. Pero este caso no fue tan distinto a lo ocurrido en noviembre del 2013, cuando Rocío Espinoza fue puesta a prueba por tres amigos de su pareja de entonces. La joven perdió todas las pruebas y fue tema obligado en Twitter, protagonizando diversos memes que hasta el día de hoy la recuerdan como la emblemática participante del espacio.

“Esa misma noche, mi Facebook se llenó de mensajes. Me trataban de fácil y hasta el día de hoy me llegan mensajes. Muchos hombres habían engañado a sus pololas en el programa y habían pasado piola. Cuando una mujer lo hizo fue como ‘ohh'”, declaró a el diario Las Últimas Noticias.

La joven ahora vive en Valparaíso, dejó sus estudios de Kinesiología y ahora se dedica a la Ingeniería Comercial. En el ámbito amoroso reveló que pasó mucho tiempo soltera tras lo ocurrido, pero hace cuatro meses sostiene una relación con un joven de 26 años, estudiante de Ingeniería en Construcción. “La persona que estuviera conmigo tenía que aceptar todo el tema (del programa). Eso es difícil porque los comentarios van y vienen, hay gente que se queda con la percepción del programa, mi pololo tiene familia y amigos, entonces es incómodo. No es menor estar con alguien que tiene una fama que no es buena”, indicó.

Rocío espera que de aquí a cinco años nadie se acuerde de lo ocurrido en “Manos Al Fuego” porque “quiero encontrar trabajo, jajaja. Igual a la gente se le olvidan las cosas, el tiempo pasa”, concluye.

Deja un comentario