La conmovedora historia familiar que compartió Fernanda Ramírez con sus seguidores

Actualmente, a la actriz la vemos en pantalla interpretando a Augusta Montero en la teleserie nocturna de Mega “Perdona Nuestros Pecados”. Sin embargo, a través de sus redes sociales, nos muestra otra faceta de ella mucho más familiar, donde comparte fotos de su hija y su pareja. Algo completamente distinto a cómo es en televisión.

Esta vez, Fernanda Ramírez quiso ir un poquito más allá y a través de su cuenta de Instagram compartió junto a sus seguidores la conmovedora historia de cuando a los 16 años conoció a su padre.

“El día que conocí a mi papa a los dieciséis años, camine de vuelta a la oficina de mi mamá por la calle Bandera. Subí hasta el piso 11 donde ella trabajaba y solo cuando pude encerrarme en la oficina de su jefe, que como era de costumbre no estaba, lloré. Lloré amarga, desgarradora y desconsoladamente como solo una adolescente con el corazón roto puede hacerlo”, contó.

Allí reveló que “en algún momento mire para abajo por el gran ventanal de la oficina, veía los mares de gente desplazándose de un lugar a otro, esquivándose y chocando al mismo tiempo, sin mirarse jamás. Cada uno caminando a toda velocidad hacia su objetivo. Somos como hormigas, pensé”.

Lee también:  "Una pésima transmisión": Críticas contra Mega en redes sociales por estrenar 2º capítulo de "Dignidad" sin previo aviso

“Pensé también: si yo me tirará ahora y quedara reventada en el piso, ¿me recogerían las hormiguitas para llevarme de vuelta al hormiguero?”, agregó.

t O C El día que conocí a mi papá a los dieciséis años, camine de vuelta a la oficina de mi mamá por la calle bandera. Subí hasta el piso 11 donde ella trabajaba y solo cuando pude encerrarme en la oficina de su jefe, que como era de costumbre no estaba, lloré. Lloré amarga, desgarradora y desconsoladamente como solo una adolescente con el corazón roto puede hacerlo. En algún momento mire para abajo por el gran ventanal de la oficina, veía los mares de gente desplazándose de un lugar a otro, esquivándose y chocando al mismo tiempo, sin mirarse jamás. Cada uno caminando a toda velocidad hacia su objetivo. Somos como hormigas, pensé. Pensé también: si yo me tirará ahora y quedara reventada en el piso, me recogerían las hormiguitas para llevarme de vuelta al hormiguero? ak.

A post shared by Feña Ramírez (@lafernaramirez) on

Lee también:  "Hoy el RUT te lo piden en cualquier parte": La criticada defensa de Soledad Onetto a ministro Briones

Tras sus palabras, sus seguidores le brindaron todo su apoyo y empatizaron con su situación. “No te imaginas como te entiendo, pero me pasó a los 32”, “Y como es que miras la situacion ahora ? Mi hija pasa lo mismo y no se como evitar ese dolor”, “Mis papás se separaron cuando yo tenía 16 años. Pero no es tan doloroso por lo q pasaste. Mas si no encuentras a tu mamita para abrazarla”, “Tengo 41 y no lo conozco a veces pienso que es mejor así pero siempre está la curiosidad…”.

loading...