La accidentada transición de “Sigamos de Largo”

Son días complicados para “Sigamos de Largo”. El momento del Late Show de Canal 13 está marcado por bajos ratings, sucesivas derrotas frente a su competencia directa de TVN, “No Culpes a la Noche”, y serios cuestionamientos en torno a la pertinencia de cambiar al afiatado trío original de conductores formado por Sergio Lagos, Marcelo Comparini y Marcos Silva por un equipo inédito formado por la ex «Primera Dama de la Farándula» Francisca García Huidobro, la comediante Maly Jorquiera y el periodista especializado en música Mauricio Jürgensen.

La verdad aún no encuentro razones televisivas de peso para sacar al trío de veteranos del Canal de la Rock & Pop, que más allá de los resultados de sintonía habían logrado cuajar un programa de conversación relajado, entretenido e interesante que recordaba mucho al glorioso “Plaza Italia” del fallecido canal juvenil -nada casual dada la presencia del dúo dinámico Comparini-Silva-. La única explicación que se ocurre es que había que darle un programa a la recientemente contratada Francisca García Huidobro. Como la farándula ya no da para programas exclusivos y no quisieron o pudieron generar un programa “a su medida”, tuvieron que hacerle un lugar a la “Joan Rivers chilena” en alguno existente.

Y aquí tenemos el primer problema: Fran no es “conductora de late shows”. Lo suyo no es la conversación distendida, sino que el pelambre puro y duro que ejerció durante años en “Primer Plano”. No es su ambiente natural. No se nota cómoda.

El segundo problema es que no se ha terminado de afiatar con sus compañeros de programa. La generalmente simpática y chispeante Maly Jorquiera, proveniente de “MILF” de TV+, se ha visto apagada, algo arrinconada. Quizás el “minuto de furia” de Fran por una talla zarpada que Maly osó lanzarle durante el Festival de Viña la terminó afectando más de lo esperado. Por otra parte, resulta complicado pedirle a Maly que ponga la nota graciosa o que “despeine” al panel cuando la “crónica roja” se ha tomado gran parte de la pauta del programa. ¿Quién va a animarse a “echar la talla” cuando se está conversando de crímenes cruentos como el Caso Nibaldo?

Respecto a Mauricio Jürgensen, creo que Julio César Rodríguez le está cargando injustamente la mano por “no hacer que la Fran se luzca” o “no hacer que la Fran se ría”. Se supone que ese rol lo tenía que asumir Maly, que es comediante profesional. Jürgensen tiene otro rollo: es un periodista sobrio, educado, con trayectoria en prensa escrita y radio, quizás un poco perno para la tele, muy entendido en música, que en general cumple muy bien su rol. Le ha tocado recibir bullying por sus abiertamente reconocidas posturas progresistas y por considerarlo “apitutado” dada su condición de esposo de la periodista Carolina Urrejola (¿Desde cuándo Carolina Urrejola tiene tanto poder en Canal 13? Eso de apitutar parientes en pantalla lo creería en Don Francisco, no en ella)

Todo indica que los cambios que se hicieron en el late show del 13 fueron poco afortunados y terminaron dañando seriamente a un programa que iba por muy buen camino. Ya se habla de un eventual retorno de Sergio Lagos para tratar de componer la situación. Como sea, “Sigamos de Largo” requiere de ajustes y mejoras urgentes para volver a dar la pelea. En un momento de crisis y cruenta competencia, todos los horarios son importantes, y la franja de trasnoche lo es sin dudas.