Kenita Larraín denuncia a vecino que realiza disparos y que habría matado a su gato

La ingeniera comercial se encuentra fuera de Chile con su hija, pero recientemente vivió la violenta situación en nuestro país, que dejó a su pequeña gata con heridas que le causaron la muerte y que la obligaron a resguardar su seguridad.

María Eugenia Larraín se ha volcado por completo a sus labores de madre y ha dejado de lado su trabajo televisivo. Anteriormente, se podía observar a la modelo en diversos paneles, contando partes inéditas de su vida, comentando la farándula u ofreciendo sus capacidades como numeróloga.

Pero esta vez, Kenita vuelve a las pantallas por un desagradable hecho. Tal como se contó en el programa «Contigo en la Mañana», la ingeniera habría sido víctima del uso indebido de armas, luego de que uno de sus vecinos realizara constantes disparos con una pistola de aire comprimido, dándole muerte a su pequeña gata, «Simba».

Esta situación fue denunciada en el programa matutino de Chilevisión, espacio que se dirigió al lugar y que conversó con los vecinos de Larraín, quienes expresaron fuera de cámara que se encontraban preocupados, puesto que es muy peligrosa la situación y que, además, los disparos no pueden ser oídos (por que se trata de aire comprimido), motivo que los asusta más aún, debido al desconcierto que genera.

Por su parte, Larraín expresó al programa: «Tenía una bala dentro, calibre 5,5 (…) Lo hemos pasado terriblemente mal como familia, como película de terror, no podemos salir al jardín porque en cualquier momento puede llegar un disparo».

Además, en su cuenta de Instagram, la rubia compartió una imagen de su gatita, con el mensaje: «Siempre estás en mi corazón Simba hermoso… fue horrible la forma en que te asesinaron… siempre serás parte de nuestra familia! aún lloramos tu partida…. aunque la justicia terrenal no ha funcionado hasta ahora… sé que existe una justicia Divina…yo por mi parte, trabajaré para movilizar nuestras conciencias para aprender a proteger a todos los seres vivos en nuestro planeta… y alejar para siempre la violencia».