Karen Doggenweiler, Gino Costa y Lorena Miki explican la importancia de la Marcha de los Cardiópatas

Con el impulso de la Fundación Corazones Luchadores y bajo el hashtag #marchadeloscardiopatas, el sábado 24 de agosto se realizará una marcha familiar entre 11:00 y 14:00 horas que partirá frente a la Fuente Alemana (Metro Baquedano) y recorrerá el Parque Forestal hasta el frontis del Museo de Arte de la Universidad de Chile, buscando llamar la atención de la opinión pública frente a la dura realidad que viven las personas en Chile que sufren alguna cardiopatía congénita.

En ese sentido, cabe hacer notar que uno de cada 100 niños que nacen en el país padece una cardiopatía congénita, y que muchos de ellos requerirán de tres o más cirugías de alta complejidad (y costo), a lo largo de sus vidas. Es más: las cardiopatías congénitas son la primera causa de muerte entre los menores de dos años.

Pese a esta dura realidad, la cobertura y protección que el Estado y la sociedad brindan a quienes deben convivir a diario con una cardiopatía resultan insuficientes para sus necesidades de atención médica y el enorme impacto financiero que la condición causa en las familias de los pacientes. Pero los problemas no se reducen a la situación de los menores de edad, ya que también faltan especialistas en cardiopatías congénitas en adultos. Actualmente, la directiva de la Fundación Corazones Luchadores se encuentra en rondas de reuniones con el Ministerio de Salud para buscar soluciones de cara a este difícil escenario que enfrentan los afectados por cardiopatías congénitas, y prontamente espera reunirse con representantes del Congreso.

“Como fundación queremos que esta marcha ayude a sensibilizar a una sociedad que en general está ajena a la situación de los cardiópatas. Necesitamos la solidaridad de la gente porque ninguna familia está libre de que eventualmente alguno de sus miembros sufra esta patología”, señala la presidenta de la organización, Daniela Chávez.

La marcha ha despertado la adhesión de numerosas personas, incluyendo a diversas figuras del ámbito público y televisivo que aseguraron su participación, entre ellas Karen Doggenweiler, Gino Costa, Andrea Eltit, Lorena MIki y Julián Elfenbein.

Francisco Saavedra también hizo saber su deseo de hacerse presente, lo que depende de sus compromisos laborales. También marcharán profesionales de la salud y organizaciones como la Fundación de Adultos con Cardiopatías Congénitas, conformada por pacientes y doctores del Hospital del Tórax, entidad con la que Corazones Luchadores estableció una alianza para llevar a cabo esta iniciativa, dado que ambas se especializan en las necesidades de las cardiopatías pediátricas y de adultos, respectivamente.

Sobre su participación en la manifestación, Gino Costa aseguró que «a mí me llena el corazón, me alimento mucho de eso. Pero hay un motor que es anterior, que es un poco de rabia, como que me da la sensación de que estamos firmando papeles o acuerdos con los ojos vendados. Siento que el camino se recorre completo, entonces cuando el financiamiento se terminan durante la enfermedad o cuando estamos viendo que hay enfermedades que están apareciendo y no las conocemos muchos, y que mejor no les prestamos atención, creo que eso no tiene que estar pasando».

«Creo que las manifestaciones sí funcionan mucho para visibilizar los problemas que existen y para mí esta marcha es clave, porque también es la voz de muchas otras causas que necesitan estar presentes. Entonces, por eso, para mí no es un favor estar, es una obligación, tengo que estar. Para eso vamos a estar el sábado y vamos a entregar de buena manera todo lo que queremos poner en pauta pero para que se solucione luego. Por eso es tan importante que comunicadores estemos presentes», añadió.

Por su parte, Lorena Miki señaló que «me parece insólito que en nuestro país en vez de premiar a la que gente que lucha por su vida y que logra salir adelante, logra superar las expectativas de vida, en vez de premiar eso siguiendo y cuidándolo con sus tratamientos, se les castigue y esto se acabe a los quince años».

Ante una situación así, agregó, «es para decir, ¿para que luchas si los tratamientos son imposibles de pagar. Eso siento yo que hay que decir basta, uno tiene que premiar, ayudar a la gente y salir adelante, no hacerle la vida más difícil. Por eso tenemos que marchar todos juntos y ponernos las pilas con esta causa porque el corazón de todos tiene que ser uno».

En tanto, Karen Doggenweiler reveló que «desde que partí reporteando en prensa he visto la lucha de tantas familias por salir adelante en sus cardiopatías. Me marcó especialmente el caso de un niñito de San Antonio que viajó en busca de un corazón para seguir viviendo».

«Esta marcha es para sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de mejorar las coberturas, los tiempos de atención y crear las condiciones para que la salud sea oportuna y efectiva. Por eso, nuestros corazones se unen en esta marcha de los valientes #corazonesluchadores», cerró.

Este es el petitorio que la Fundación Corazones Luchadores presentó al Ministerio de Salud:

loading...