Hugo Valencia: «Los que quedamos tenemos el espíritu de levantar el ‘Buenos Días a Todos'»

El periodista a cargo del backstage del Festival del Huaso de Olmué 2020 conversó con Fotech.cl respecto de la labor que tuvo que asumir a pocos días del certamen y de los convulsionados meses que vivió el matinal, a raíz del estallido social.

Hugo, te vemos acá en Olmué a cargo del hackstage, una responsabilidad que te llegó a último minuto. ¿Cómo lograste prepararte tan rápido?
No tuve mucho tiempo para prepararme porque me avisaron cuatro días antes que partiera el festival. Sin embargo, yo creo que la decisión del canal de darme esta responsabilidad radica en que tenían la confianza que, por mis años cubriendo espectáculo y festivales, podía hacer una buena labor y, en estos días de festivales los comentarios han sido bastante favorables. Personalmente, también he quedado satisfecho con mi trabajo.

Te tocó un Olmué distinto, con un país en crisis social. De hecho, hoy (sábado) el Patagual habló y demostró su descontento en esta área. ¿Hubo algún nervio previo pensando que en este escenario podría ser más compleja tu labor?
Te voy a responder con absoluta honestidad, yo esperaba que las manifestaciones en el Patagual fueran desde el primer día. A mí me gusta que la gente hable, creo que la expresión es clave y sobre todo cuando hablamos de cultura, hablamos de música. Cuando en el escenario hay un grupo como Los Jaivas, cuyas letras han sido clave precisamente para expresar, para hablar de las injusticias que este país ha vivido por mucho tiempo y honestamente yo estoy muy contento que el público haya ocupado estos espacios para poder decir lo que quieren decir hace tanto tiempo.

Olmué se expresó, sin embargo, igual fue bien respetuoso con los animadores y Los Jaivas…
El público del Patagual siempre se ha caracterizado por eso, por el respeto, por el escuchar a los artistas, por aplaudir cuando haya que aplaudir. Aunque incluso han existido espectáculos que no hayan gustado tanto, yo creo que si hay algo que se repite en cada uno de los artistas que pasan por este escenario, es que se alegran por el cariño y el respeto de este público y eso ha quedado demostrado este año también.

El viernes te tocó el lado conflictivo. ¿Qué pasó con Pamela Leiva en el backstage?
Nosotros quisimos entrevistar a la mamá de Pamela Leiva a raíz de las constantes alusiones que ella hizo en el escenario. Jamás me imaginé de que a ella le iba a molestar el hecho de querer incorporar a su mamá a la entrevista, porque incluso había una sorpresa preparada en torno a eso. Antes de la entrevista yo le pregunto a Pamela si le molesta que entrevistemos a su mamá y ella me dice que prefiere que no. Inmediatamente le digo que no hay problema, que no se preocupe que la entrevista va a ser solo con ella. Siento que en el backstage hubo muy buena onda, por eso me sorprendió mucho leer los artículos de prensa que hablaban de un enojo que ella habría expresado una vez fuera de éste, porque a mí nunca me lo dijo. Nosotros respetamos lo que ella pidió y honestamente, yo tengo una relación muy buena con Pamela hace muchos años, ella tiene toda la confianza para haberme dicho cualquier cosa, quizás es una noticia un poco más agrandada de lo que fue, pero al menos lo que yo hablé con ella, nunca me manifestó una molestia.

Hugo, pasando a otro tema, eres uno de los pocos antiguos que van quedando en el “Buenos días a todos”. ¿Cómo has vivido todos los “terremotos” que han habido en el matinal?
En lo personal, he sido parte de distintos estallidos. El estallido que, por supuesto, hemos vivido como chilenos, el estallido que vivió el programa, y uno que viví yo también en lo personal. Frente a lo que ha ocurrido en el programa, yo no te voy a mentir, tengo mucha pena por la partida de tres buenos amigos, porque así los describo yo a Marcela (Vacarezza) , Daniel (Stingo) y Cristián (Sánchez). También a Pablo (Manríquez) y Carola Román, quien era la editora del programa. Fue muy doloroso y triste ir viendo como semana a semana se iba yendo gente que yo apreciaba mucho profesionalmente y, en lo personal del programa. Pero hoy, creo que los que quedamos tenemos el espíritu de levantar el programa, de demostrarle a la gente que el “Buenos días a todos” quiere estar ahí para escucharlos, acompañarlos y entretenerlos. En ese sentido, la amistad que hemos formado al menos cuatro del grupo: Chiqui, Gino, Mary y yo. Ha sido clave para poder mantener viva esa intención de reencantar al público, a la gente con el matinal.

También tu rol en el matinal ha ido cambiando…
Sí, el cambio que demanda la gente de las autoridades y también de los medios de comunicación, yo lo tomo de esa manera. Si bien en su momento fue una obligación el adaptarme y reinventarme, el desafío hoy en día yo lo agradezco enormemente porque me ha permitido reencantarme, valga la redundancia, con mi carrera, con el periodismo más clásico. Soy un periodista, me desempeñé por mucho tiempo en el espectáculo y la farándula, no es algo que vaya a dejar de hacer tampoco porque en la medida que el programa y el canal lo necesite ahí voy a estar presente, pero hoy estoy tocando otros ámbitos del periodismo que me tienen feliz. Me gusta mucho la política, la contingencia y la actualidad y hoy poder trabajar en eso en pantalla, es reencantarme también con mi profesión y eso lo agradezco mucho.

¿Y cómo es trabajar con Chiqui Aguayo que te hace bullying todo el programa?
Cada día es terrible levantarme y saber que tengo que ver a esa mujer día a día, sin embargo, eso se me pasa rápido porque la Chiqui además de enojarme, me saca risas y si uno no se ríe en el trabajo y no lo pasa bien, se vuelve un infierno. La Chiqui hace que eso no ocurra porque a pesar de que yo soy objeto de burlas para ella, yo tengo muy buen humor y agradezco su presencia día a día en el matinal. Fuera de broma, con Chiqui somos grandes amigos, nos queremos mucho, ella desde el día que volvió le imprimió una alegría al matinal que honestamente no la tenía. Me encantaría seguir trabajando todo este año, y ojalá mucho más tiempo, con ella.

Además de Chiqui, este mes llegó Karen Doggenweiler que también es bien revoltosa…
Yo lo escribí la otra vez en mis redes sociales, conocer a Karen Doggenweiler, y lo digo con todas sus letras, ha sido un regalo. Había escuchado cosas muy buenas de ella y ninguna de las cosas que escuché, se acercan en lo más mínimo a lo que yo he podido vivir. Estar acá en el Festival del Olmué 24/7 compartiendo con Karen siento que es un premio a mi trabajo, como también lo ha sido estar conduciendo el backstage, ha sido poder compartir con, al menos, una de las tres mejores animadoras de nuestro país. Es una excelente persona, una gran profesional, matea, alemana para sus cosas, pero sobre todo, y lo más importante, muy humana.

Hugo llevas harto tiempo trabajando en la mañana, ¿te gustaría explorar en otros horarios?
Tengo toda la intención de presentar unos proyectos en los que he estado trabajando con algunos compañeros y ex compañeros para presentárselos al canal, a ver si les interesa, que se alejan completamente de lo que yo he hecho en el matinal en la época de la farándula e incluso ahora y que tiene mucho mas que ver con la conexión ciudadana. Espero que les guste porque honestamente me apasionaría poder desempeñarme en otras cosas más allá del horario matinal, aunque me encanta el vivo y lo franjeado pero creo que ya llegó el momento de probar otras cosas y otros horarios.

Créditos Foto: TVN.

loading...