Hernán Arcil y su salida del «Gran Rojo»: «Yo igual estoy contento porque Nicole merecía quedarse»

El querido bailarín, ganador de la primera temporada del programa de talentos de TVN y rey de Viña 2019, fue inesperadamente eliminado el viernes pasado de la actual competencia por decisión del jurado.

Hernán Arcil, luego de varios días del intenso episodio, conversó en exclusiva con Fotech.cl sobre cómo vivió su eliminación del «Gran Rojo», de sus proyectos ahora que está fuera del espacio y de si volvería a participar en la competencia en un probable repechaje.

Hernán, ¿cómo te tomaste tu eliminación del «Gran Rojo»? ¿Es cierto que querías tomarte un descanso?
La verdad es que sí, estaba un poco agotado, un poco cansado, necesitaba respirar, estar un poquito afuera, aunque quizás no de la forma en que se dio. Todo lo que pasó el día viernes fue muy duro, súper fuerte, la competencia estuvo buenísima, los detalles marcaron la diferencia, pero la verdad es que yo anímicamente sentía que no estaba muy bien y creo que eso afectaba un poco mi rendimiento, entonces siento que es un buen momento para que me enfoque más en mí, tomar clases, ir a bailar un rato y quizás más adelante ver la posibilidad de volver, ¿por qué no?

Fuiste eliminado por el jurado, que prefirió dejar a Nicole Hernández en competencia, ¿qué te pareció su decisión?
Creo que estuvo buena. Obviamente es una decisión que ellos toman y yo estoy tranquilo con eso. Siento que igual se reflejaba en mi ánimo el cómo lo estaba pasando y tal vez el jurado se dio cuenta, no sé. En todo caso, yo igual estoy contento porque Nicole merecía quedarse, lo hizo precioso.

Y con respecto a la votación de tus compañeros, que provocaron un empate entre tú y ella, ¿te esperabas que podría pasar algo así?
Soy de las personas que nunca espera nada de nadie, me gusta sorprenderme y dejar que pasen las cosas para así no hacerme expectativas. La verdad es que prefiero pensar que no voy a tener el apoyo de nadie para así darle con todo. Igual he estado en esa posición, me pongo en el lugar de ellos y era un momento súper difícil, quizás lo mejor fue hacer el empate, porque viéndolo de afuera, había un muy buen nivel y, para mí, la Nicole igual lo hizo mejor.

Antes de salir del estudio lanzaste unas frases que causaron polémica, que no dejaran que los trataran como animales ni aceptaran gritos, ¿fue un mensaje para el programa?
No, eso ya lo aclaré en todos lados, era un mensaje en general. Creo que a todos los artistas nos deben un poco más de respeto, que vean a los bailarines como un trabajo digno y no como un hobby, yo me fui por ese lado. Igual hay cosas que no comparto, pero que no tienen que ver con el programa, y ese momento fue una buena oportunidad para poder decirlo.

De todas formas, hay varios concursantes que se ven cansados…
Todos entramos sabiendo en qué consiste la competencia y cómo se lleva a cabo. En todo caso, el programa nos cuida, hay protocolos que se tienen que seguir bajo una competencia, aunque siempre hay un grado de stress, una preocupación extra, yo creo que todo depende de cómo uno como lo lleva. Sinceramente hay un cuidado por parte del programa, pero al estar en una competencia las exigencias son altas, aún más para los que sacamos el primer lugar, entonces hay una mochila como decía la Jazz (Torres), porque a nosotros nos exigen más. No tiene que ver con el dejar de hacer cosas, tiene que ver con un respiro, yo llevaba un año y medio en el programa, llevaba mucho tiempo y necesitaba vivir una tarde tranquilo. Yo ahora estoy con los brazos abiertos a recibir todo lo positivo, aparte que ahora se viene mi mes, que es septiembre, donde yo bailo cueca en todos lados y espero que este año sea igual.

En redes sociales se comenta que el programa está tan estresante, que algunos prefieren que sus favoritos sean eliminados, ¿qué te parece esa frase?
Pucha, yo opino que los fans son un maravilloso apoyo, nos dan todo su cariño. Yo no voy a negar que en la competencia se viven momentos de stress, porque uno se frustra o no te salen las cosas como esperabas, millones de cosas, pero yo, hablando por mí, creo que obviamente necesitaba salir un rato del programa para organizar mi vida. En todo caso, siempre está la puerta abierta para volver, y yo voy a tomar la decisión en el momento en que sea necesario, pero ahora necesito descansar un ratito y volver a empaparme otra vez de lo que amo.

Con tu sorpresiva salida, muchos dijeron que en el «Gran Rojo» no se estaban eligiendo los mejores…
Es que uno nunca se puede confiar. No por haber ganado la primera, la segunda o la tercera temporada, quiere decir que somos cien por ciento los mejores entre los que están, uno nunca sabe, las prioridades cambian, las cualidades de los bailarines son todas diferentes y el arte es súper subjetivo, además, depende de la emocionalidad, de cómo se llegue, de su propuesta en escena y todas esas cosas se convierten en una. Obviamente, con la presión de querer hacer las cosas bien, uno se estresa, como te comentaba antes, por eso necesitaba un tiempo para mí. Aparte, esto no fue porque me retiré, fue por medio de una eliminación, y eso me deja más tranquilo, porque te deja las puertas abiertas para volver en cualquier momento.

Según tu criterio, en la categoría de bailarines, ¿quiénes son los más débiles y los más fuertes en la competencia?
De débiles no quiero hablar, porque siento que es mucho mejor tirar buena energía que negativa, más ahora que no estoy en el programa. Para mí, lejos, Nicole Hernández y Jazz Torres son mis cartas para ganar.

De todas formas, ¿vas a participar en el Concierto de «Rojo» en el Movistar Arena?
¡Obvio! El 29 de septiembre nos vemos allá. No se les olvide comprar su entrada en PuntoTicket.

Si existe un repechaje más adelante, ¿vas a participar?
Hay que dejar que el tiempo pase, que las energías fluyan, yo necesito mi espacio ahora, descansar y ver más adelante si cabe la posibilidad, ¿por qué no? Por ahora prefiero no dar una respuesta tan concreta porque falta todavía para eso.

¿Qué se siente estar fuera de «Rojo» después de un año participando diariamente en él?
¿La verdad? Súper bien. Echaba de menos los atardeceres. Soy una persona a la que le gusta mucho tomar clases de baile, estoy retomando eso, me estoy levantando temprano para ir al gimnasio… Igual echaba de menos hacer mi vida normal, tener horarios libres para hacer mis cosas tranquilo, que son hartas, porque gracias a Dios y al universo, estoy lleno de proyectos… Yo estoy súper agradecido de «Rojo», porque ha sido una gran experiencia para mí, una gran oportunidad, y quizás ahora no estando en el programa es un lindo momento para ver qué es lo que realmente quiere el Hernán, qué quiere hacer, adónde va su pega… Mi objetivo es ser coreógrafo algún día, del Festival de Viña o de Olmué, no sé, algo importante…