Gino Costa y las salidas en el “Buenos Días a Todos”: “Es muy triste y doloroso porque ésta es una familia”

El panelista del matinal de TVN abordó su regreso al estudio después de semanas de teletrabajo y, junto con ello, la partida de varios miembros del equipo en el último tiempo. Además, se refirió a la contingencia a raíz del coronavirus y cómo ha visto el trabajo de la competencia.

Estuviste más de un mes fuera del set del matinal, ¿cómo fue tu regreso al programa?
La verdad que fue un regreso en el que yo estaba muy motivado, tenía muchas ganas de volver, obviamente con todas las precauciones con lo que respecta a la salud, con las mascarillas respectivas para llegar al canal, ahí nos toman la temperatura. Pero yo estaba super ansioso de volver porque nunca había estado tanto tiempo fuera, estuve más de un mes… Estuve leyendo harto, viendo harta tele y uno quiere plantear distintos puntos de vista, instalar temas que uno los ve desde fuera, que es muy distinto a cuando uno está dentro y está sobre esta máquina mediática que es súper acelerada. Uno cuando está en la casa ve los temas con mayor detención, con mayor análisis y reflexión. Si bien, igual estaba conectado a través del teletrabajo y las redes sociales del programa, quería estar ahí, además el matinal forma parte de mi vida, entonces lo estaba echando de menos.

Junto a Iván Torres son los únicos que quedan del antiguo matinal. ¿Qué pasa contigo cada vez que tienes que ver partir a alguien del programa?
Con Iván somos los más antiguos que estamos en pantalla, pero también tras las cámaras hay productores y periodistas que llevan más tiempo que yo. Pero siempre es triste ver partir compañeros, es muy triste y doloroso porque ésta es una familia, uno ve cinco horas de programa, pero la verdad es que es mucho más: hay reuniones de pauta, uno llega más temprano y es inevitable que uno se conozca super íntimamente porque a veces uno llega con problemas o llega feliz, o sin querer hablar. Hemos celebrado muchas cosas juntos, entonces es como perder a un integrante de la familia, si bien, con muchos de los que han partido soy amigo y sigo en contacto con ellos, pero el dejar de verlos todos los días, perder esa cercanía, es difícil y triste, pero también uno entiende el contexto que está pasando, es complicado y está pasando en todas las pegas, son cosas que pasan, duelen, pero yo sé que a todos ellos que son gigantescamente talentosos les va ir yendo bien o mejor que bien, que en el propio “Buenos Días a Todos”.

¿Cómo ha sido trabajar ahora con solo dos compañeros: María Luisa e Ignacio?
Yo echo mucho de menos a dos amigos, que son la Chiqui Aguayo y Hugo Valencia. Uno siempre va a lamentar las partidas en el equipo, pero acá está todo cambiando, todo es difícil y complicado, tengo la suerte en que sigo en contacto todos los días con ellos. Sin duda que los echo mucho de menos, piensa que compartíamos cinco horas diarias, entonces te cambia un poco la vida. A su vez, estoy con Nacho (Gutiérrez) ahora, que con él ya llevamos harto tiempo trabajando juntos, es bueno reencontrarse y con Mari (Godoy) que está desde su casa, con teletrabajo, que a uno le dan ganas de ir a saludarla y abrazarla, pero evidentemente hay que tomar todas las precauciones. Pero es rico verla, es como que uno igual se estuviera viendo con ella, pero es súper distinto porque además yo soy de piel, entonces hay veces que voy a saludar a alguien y se me olvida que no hay que darle la mano… Es difícil.

El tiempo que estuviste fuera, ¿pudiste ver a la competencia? ¿Qué opinas de ella?
Sí, si vi a la competencia, eso te fortalece, siempre hay que analizar al rival y yo nunca he renegado de que uno puedo sacar lo positivo de otro para poder construirse uno, y creo que todos están haciendo una buena pega, todos desde su vitrina, desde su estilo y soy un convencido de que mientras la competencia sea más dura, uno se fortalece mucho más. Acá lo que queremos hacer finalmente es entregarle un buen programa a la gente y para eso trabajamos todos los días. Yo los veía y analizaba, eso te ayuda a crecer también. Me parece súper válido.

Volviste más directo o confrontacional en tus comentarios, ya varias veces has golpeado la mesa por temas sociales. ¿Qué produjo este cambio?
Yo creo que en este tipo de contexto, como la pandemia o el estallido social, uno a veces entra en discusiones que van ligada a la toma de decisiones y para eso hay que analizar todos los puntos. Cuando tú ves que se comienzan a hacer visibles problemas que se acarrean hace décadas ahí a uno le da un poquito de rabia, por ejemplo las filas para cobrar el seguro de cesantía, las filas para que las personas de la tercera edad vayan a cobrar su pensión, eso siempre pasa, entonces a mí me da un poco de rabia que hoy nos sorprenda. Evidentemente nos sorprende porque hay que mantener una distancia social y uno lo que menos quiere es personas de la tercera edad se esté exponiendo… Mi carrera yo la he construido desde la calle, porque partí como reportero hace harto tiempo, 10 años llevo trabajando, entonces yo hablo desde allí también, porque conozco esa situación, porque la he vivido y reporteado, y es super bueno ponerlo sobre la mesa para que esto no se vuelva a repetir. A veces es súper difícil que desde lo negativo que nos está pasando, uno trate de darle la vuelta para sacarles los aprendizajes y hacerlo, para que finalmente estas filas o este poco apoyo a la tercera edad no siga ocurriendo y si para eso hay que ser directo y confrontacional, bueno hay que serlo.

¿Cuál es tu aporte al matinal?
Lo que yo quiero entregar ojalá es la reflexión y la información útil, que esté lo más vinculada posible con la gente. A veces, nos entrampamos en discusiones que no nos sirven mucho, que de hecho ese puede ser uno de los motivos del estallido social, entonces salirnos de eso para entregar la información más práctica y útil, sobre todo por lo que estamos viviendo hoy, que es clave, como también poner sobre la mesa los temas de la gente. Hoy nos interesa mucho lo que pasa con las personas de la tercera edad, lo que está pasando con la gente que está volviendo a sus trabajos, de los niños que van a volver a clases y ojalá poner sobre la mesa todos los puntos para tener una buena opinión, eso es clave, el estar con mucha sensibilidad sobre lo que está pasando en las calles de Santiago y todas las regiones del país.

loading...