En Fiestas Patrias: “Aquelarre” y las telenovelas chilenas más tradicionales

Esta semana celebramos un nuevo 18 de septiembre y, por lo mismo, quisimos recordar algunas historias que llevaron a la pantalla chica tradiciones y costumbres chilenas a través de lo que más nos gusta, las teleseries, basándonos en la reina y madre de estas producciones: “Aquelarre”.

Sí, y es que esta telenovela dirigida por María Eugenia Rencoret, estrenada durante el segundo semestre del año 1999, pasó a la historia por ser una de las que rescató gran parte de esas tradiciones que nos enorgullecen todo el año, pero en especial, durante estas fechas.

Un ejemplo de esto es el personaje de Poncia, el rol de Ximena Rivas, la empleada de la casa de las Patiño y experta de las rimas, característica que la hizo recordada hasta el día de hoy, con las guerras de payas que realizaba y que nos remontan y recuerdan uno de los grandes tesoros chilenos. Otro personaje recordadísimo de esta producción es el de Prudencio, interpretado por Mauricio Pesutic, quien con su forma de hablar y vestir se ganó el corazón de los televidentes, ya que nos mostraba la esencia del campo chileno.

También era interesante cómo se mostraba la forma en que se desarrolla la vida en este pueblo rural, donde los clásicos festejos como pedidas de mano, matrimonios o incluso los funerales, cobraban un significado diferente, lleno de chilenidad.

Sin embargo, ésta no es la única historia que nos recuerda las tradiciones chilenas, además tenemos producciones como “Iorana” que nos mostró y educó sobre la cultura Rapa Nui, que es muy importante dentro del gran abanico de costumbres nacionales que celebramos. Asimismo, “La Fiera”, nos ayudó a comprender y viajar al sur de nuestro país con tradiciones tan necesarias como la minga chilota, la preparación del curanto y la utilización de leyendas como la del Trauko y el Caleuche entre sus historias secundarías.

Sin duda, historias que se quedarán en nuestro recuerdo por mostrarnos una parte tan importante de nuestro país e identidad, y que nos hace meditar sobre la necesidad de crear producciones que puedan, además de entretener, educar a través de la pantalla.

loading...