El video de Alyssa Milano mostrando su impresionante pérdida de cabello a consecuencia del Covid-19

Alyssa Milano es una de las varias figuras de Hollywood que cayeron víctimas del Covid-19, pero una de las cosas que diferencia a la actriz del resto, es su activa campaña para concientizar a la gente acerca del peligro que conlleva no hacer caso a las recomendaciones para evitar los contagios.

Para ello, aprovechándose de su popularidad y de sus miles de seguidores en las redes sociales, Milano -que saltó a la fama como actriz juvenil en la sitcom “Quién manda a quién de los 80 y luego destacó en series como “Melrose Place” o “Charmed”- ha subido diferentes imágenes exhibiendo con total crudeza las secuelas dejadas por la infección que le fuera diagnosticada en abril.

El último ejemplo es un video que subió a Instagram para mostrar la impresionante pérdida de cabello que sufre actualmente. Y lo hizo con un dramatismo propio de los buenos intérpretes: a cara lavada, Milano se instaló frente al lente y comenzó a alisarse su largo pelo en repetidas ocasiones con su cepillo favorito, el que, en cada ocasión, quedó lleno de voluminosos mechones.

Como su intención es justamente causar impacto, la actriz cerró el registró con un elocuente llamado: “¡Ponte una maldita mascarilla!”, expresó.

Aunque los especialistas no están seguros de que la caída de cabello sea una consecuencia directa de la afección, existe relativo consenso en que puede deberse al tremendo estrés al que se ven sometidos los pacientes más graves, y que somatizar un evento traumático de este tipo posiblemente derive en un “efluvio telógeno”; es decir, una condición en la que el cabello deja de crecer y finalmente se acaba cayendo.

De hecho, Alyssa Milano, estuvo en una condición muy delicada. En un mensaje anterior, la celebridad estadounidense contó que nunca en su vida había estado tan mal. “Todo me dolía. Perdí el olfato. Sentí como si un elefante estuviera sentado en mi pecho. No podía respirar. No podía retener la comida en mí”, señaló la actriz que, a meses de superar la dolencia, aún sigue sufriendo sus efectos devastadores.

loading...