El precedente de “Cocina Viva”: ¿Externalización extrema?

La última renovación de la parrilla de canales en el cableoperador VTR ha estado marcada por la polémica. La salida de canales como Sundance TV, Europa Europa, Film & Arts y AMC ha causado la molestia de los seguidores de dichas señales, una campaña mediática que busca su reintegro y pérdida de clientes para VTR. En esta pasada también cayó el siempre piola pero notable canal de cocina “El Gourmet”, que fue reemplazado por el canal “Cocina Viva”, supuestamente de factura propia de VTR.

Durante los primeros días de “Cocina Viva” ha quedado en evidencia algo sumamente llamativo: aparecen repeticiones de “Plato Único” y “En Casa Se Come Mejor”, pertenecientes al canal 13C, y el programa “Ana Avellana” del canal “Alacocina TV”. Una buena parte de la programación es una rotativa de videos de canales de Youtube especializados en temas gastronómicos. En particular, se ven videos de los canales Recetas del SurRecetas para Tí y Silvana Cocina. No se aprecia por ahora ningún programa de factura propia de VTR o encargado a una productora profesional. Ni siquiera se les ha ocurrido incluir en la cartelera “Somos un Plato”, programa de la misma temática perteneciente al canal “Vive!”, también propiedad de VTR.

Entiendo que, producto de la necesidad de abaratar costos, se recurra cada vez más a la externalización de servicios. Pero creo que construir una parrilla programática en base a videos de Youtube es llevar esa idea a un extremo absurdo. Si vas a lanzar un canal propio, lo esperable es que armes algunos programas de factura propia, o al menos que se los encargues a profesionales. Pero colgarse de Youtube para armar un canal se ve poco estético, barsa, oportunista. Cualquiera podría armar un canal de TV de esa forma.

Esto habla muy bien de los youtubers de cocina. Vi algunos de los videos, y muestran un nivel de producción bastante aceptable, incluso comparable a la de programas realizados por profesionales. El avance tecnológico permite que, al menos en potencia, cualquier hijo de vecino pueda en su casa, con un buen computador, tablet o incluso con su equipo móvil, conexión a internet, y haciendo una inversión razonable en equipamiento, desarrollar productos audiovisuales con un nivel de calidad que resiste más que dignamente cualquier comparación con trabajos desarrollados por profesionales con equipamiento caro. En Youtube es recurrente toparse con videos de producción casera que perfectamente podrían pasar por documentales de NatGeo, History o Discovery.

En un momento de crisis en la industria televisiva, donde existe la imperiosa necesidad de “rebajar costos” y donde muchos de los ejecutivos a cargo saben poco de TV y solamente les interesa obtener balances con números azules al costo que sea, el precedente de “Cocina Viva” no es para nada menor. Ya el cable está aceptando colgarse de Youtube para programar. Ya los videos del canal de Fernando Villegas se transmiten por el canal de cable Tendencias Prime, que está disponible en GTD Manquehue y Telefónica del Sur. Si la cosa no mejora pronto, no descartaría para nada la posibilidad de que los ejecutivos de los canales abiertos se tienten con la idea. Y si eso sucede, la industria televisiva corre serio riesgo de jibarizarse.

Por otra parte, lo de “Cocina Viva” debiera prender las alarmas en el mundo de las productoras independientes. Si un youtuber puede generar “programas” de buen nivel o del nivel que necesito, y se los puedo adquirir a muy bajo costo, ¿para qué voy a necesitar a una productora que será inevitablemente más cara? Esto supone un gran desafío: si quieren subsistir, tienen que ser capaces de crear productos audiovisuales de mucha mejor calidad que los que podría generar un youtuber, o hacer cosas que estén lejos de sus posibilidades. La diferencia de recursos y de formación profesional se tiene que notar.