Duro revés para Juan Carlos Valdivia: La Red gana juicio y no deberá pagar los más de 600 millones que pedía de indemnización

La disputa entre el canal de Quilín y la productora de Juan Carlos Valdivia comenzó el 2011, cuando el matrimonio eran los principales rostros de la señal. En septiembre de ese año, y tras la tragedia de Juan Fernández, la pareja pidió licencia aludiendo una crisis por la muerte de su amigo Felipe Camiroaga. La veracidad del hecho fue cuestionada por el director ejecutivo de esa época de la estación Javier Urrutia y finalmente terminaron desvinculados de la televisora.

Toda la historia comenzó en septiembre del 2011, tras la tragedia de Juan Fernández. El lunes 5 de ese mes, el “Buenos Días a Todos” emitía su primer capítulo tras perder a cinco de sus integrantes. El programa estuvo marcado por la visita de rostros de todos los canales, entre ellos Claudia Conserva y Juan Carlos Valdivia, animadores del “Pollo en Conserva”. Días después, la pareja desapareció del espacio de La Red, habían presentado una licencia médica por quince días ya que se encontraban demasiado afectados por la situación que se vivía.

Mientras otros programas debatían sobre la veracidad de la situación de los animadores, el director ejecutivo de la señal privada fue más allá y los cuestionó públicamente a través de la prensa. “¿Es normal que dos personas se enfermen el mismo día, con el mismo mal y sean atendidos por el mismo doctor?”, comentó Javier Urrutia en ese momento a Las Últimas Noticias.

Esto dio un indicio de lo que vendría para la pareja. Cuando Conserva y Valdivia debían retomar sus funciones, llegaron a la señal, pero no a animar el matinal, tuvieron una reunión con el director ejecutivo y el abogado de la estación en la que se les ofrecía terminar su relación contractual de común acuerdo. Tras no aceptar la propuesta, finalmente la señal los desvinculó arbitrariamente por “incumplimientos graves de contrato”. Al salir del canal, Claudia Conserva sólo se limitó a responder con un “Gracias totales” a la prensa que estaba apostada a las afueras de la estación. De ahí vinieron las acciones legales.

La pareja demandó a la estación por $604.533.333 al considerar injustificada la terminación del contrato, aduciendo que no lo habría incumplido. Con fecha  30 de Agosto de 2016 se dictó sentencia de primera instancia rechazando en todas sus partes la demanda de JCV Producciones y Asesorías Limitada, la cual fue confirmada por la Corte de Apelaciones de Santiago con fecha 10 de Agosto de 2017.

Posteriormente, JCV Producciones y Asesorías Limitada interpuso ante la Corte Suprema un recurso de casación en el fondo en contra de la sentencia de la Corte de Apelaciones, el cual fue rechazado en forma unánime por la Primera Sala con fecha 18 de octubre de 2018, confirmando en su totalidad la sentencia que rechaza íntegramente la demanda deducida por la productora.

Con esto último se pone fin a la demanda interpuesta por la empresa de Valdivia hacia la estación ubicada en Quilín.