Connie Achurra recordó su paso como jurado de “Rojo VIP”: “Algunos no me tenían mucha buena”

La músico, actriz, cocinera de vocación, entre otras aptitudes, estuvo invitada en el programa por Instagram Live del periodista Hugo Valencia, Un Café con Hugo, donde habló de su diversidad de talentos y sus proyectos a futuro.

Algo que Connie Achurra nunca había abordado en sus entrevistas fue su paso por el programa “Rojo VIP” en el año 2005, la que también fue su primera incursión en televisión donde fue jurado. “Lo primero que hice en tele fue el ‘Rojo VIP’. Fue súper entretenido porque en esa época todo me daba lo mismo y llegue donde todos eran muy cuidadosos y a mí como todo me daba lo mismo, lo disfrute mucho”, recordó.

Dicho espacio, conducido por Rafael Araneda, fue un programa de competencia donde figuras de gran trayectoria competían por un premio de 60 millones de pesos. En la lista de participantes estaban cantantes como Buddy Richard, Cristóbal, Luis Dimas, Miguelo, Miguel Piñera, Peter Rock, Mónica de Calixto, Irene Llanos, entre muchos otros.

“No era la mala, pero no era amable. Yo les decía ‘te desafinaste, me da lo mismo que seas un gallo de tantos años, pero yo, como profesora de técnica, te desafinaste’. Había algunos que no me tenían mucha buena, pero había otros con los que me llevaba super bien. Yo era la pesada, yo les decía que estaban desafinados y se enojaban”, aseguró.

Connie Achurra, además, fue jurado del programa “Rojo Fama Contrafama”, respecto al cual recordó que “lo evalúo bien, lo que pasa es que en esa época estaba muy de moda la farándula y yo era una hippie que me daba lo mismo todo y había mucha gente que me decía que hiciera lobby para hacer carrera y eso básicamente era hacer cosas para estar en un programa de farándula, que alguna vez me llamaron, y no me interesaba en lo absoluto, entonces se terminó el ‘Rojo’ y yo no hice ningún intento por mantenerme en la tele”.

Si bien sus inicios en televisión tuvieron que ver con la música, su verdadera pasión, la cocina, la llevó a convertirse en un símbolo de la comida “Sana y feliz”, como es el título de sus dos primero libros de recetas.

Sin embargo, esta pasión también le ha traído más de un dolor de cabeza. Tras el inicio de la pandemia, empezó a compartir clases a través de Facebook donde recibió muchos elogios, pero también críticas de usuarios que opinaban de los aspectos más íntimos de su vida. Con Hugo Valencia habló de cómo enfrenta este tipo de odiosidades que se dan en las redes sociales.

“Yo no soy buena para quedarme callada. De partida no me siento una figura pública, soy una cocinera con una comunidad grande, pero no siento que eso le de derecho al resto de decirme una pesadez o faltarme el respeto. Siento que parte de tener una comunidad es aprender cómo nos tratamos, entonces yo les digo ‘yo no ando metiéndome en tus fotos diciéndote si te ves bien o no con ese vestido'”, sostuvo.

Agregó que “siento que cuando uno se hace el tonto a ese tipo de comentarios, estas permitiendo, y normalizando. No me parece normal que aparezca cualquiera y el resto se sienta con el derecho a criticarla y juzgarla no me parece, entonces yo no me quedo callada… yo bloqueo, y no es que bloquee a los que piensan distinto a mí, las opiniones hechas con respeto son bakanes, pero siento que las cosas se hacen con criterio y la gente que no es respetuosa, no me interesa tenerlas en mi comunidad. Me interesa tener gente que yo les aporte y me aporten de vuelta”.

loading...