Claudio Reyes calificó la ley de acoso callejero como “una estupidez”

El actor que es recordado por sus personajes que interpretó en “Jappening con Ja”: “El Huaso Clemente”, “Clementina”, “Tutín”, “Chalo” y “Charly Badulaque”, afirmó que prefiere ser un “facho pobre y no un izquierdista ladrón”.

En el último capítulo del programa “Con Las Manos En La Masa” de Vía X, Claudio Reyes se refirió a diversos temas, tales como la política y el mundo del espectáculo, pero lo que más llamó la atención fueron sus declaraciones sobre sus rutinas sexistas y el movimiento feminista.

Sobre sus rutinas que incluyen unas bailarinas y chistes subidos de tono señala que “El show es una ficción, no tiene nada que ver con la realidad. Las bailarinas son profesionales, las cachorritas que me acompañan, hacen el papel de bataclanas. Damos la explicación (en el espectáculo) si alguna mujer no quiere estar presente, sobre todo cuando empiezo con los sobrenombres de las cachorritas o los piropos que son bastantes subidos de tono pero chistosos, se pueden retirar”.

Sobre lo anterior asegura que “Estoy pidiéndole al libretista que me invente más sobrenombres de las cachorritas, más piropos cochinos” y que no piensa cambiar su rutina a pesar de ser considerado machista.

“Yo pienso que se están yendo para otro lado, se están pasando de la raya. Estamos perdiendo nuestra identidad nacional, nuestra idiosincrasia, estamos peor que los papas. Estamos más papistas que en la época de la Inquisición. Falta poco para que nos empecemos a crucificar en las plazas por decir tal o cual cosa. ¿Para qué están las libertades? Cada vez estamos más restringidos”, manifestó sobre el feminismo.

En la sección “La Guinda de la Torta”, Reyes aseguró que estaba de acuerdo con el aborto libre y la pena de muerte, y que la ley de acoso callejero es “una estupidez”. Asimismo, afirmó que ha vivido la discriminación desde “hace treinta años, justamente por mis colegas y por los que más hablan de tolerancia, yo sé que son los más intolerantes, por eso nos los quiero ni los respeto”.

Con respecto a su militancia política reveló: “Yo soy orgulloso de ser un facho pobre que un izquierdista ladrón”.