Cineastas nacionales en crisis: esperan que BancoEstado revierta decisión de no entregar más aportes al cine chileno

Un golpe bajo recibieron los creadores audiovisuales al enterarse de la decisión de BancoEstado de eliminar el Programa de Fomento del Cine Chileno, política de aportes que venían desarrollando desde 2004 y que benefició a más de 110 producciones, entre ellas, “Machuca”, “No”, “Mala Junta”, “La Nana”, “Rara” y las ganadoras del Óscar “Historia de un Oso” como “Mejor Cortometraje Animado” y “Una Mujer Fantástica” por “Mejor Película Extranjera”.

El cierre de este fondo -correspondiente a un total de 200 millones anuales asignadas a 10 películas en el período- fue justificado por la entidad financiera en el marco de una política de austeridad solicitada por el Ministerio de Hacienda, además de la escasa relación del fondo con el giro de la empresa pública.

Ante ello, la Asociación de Productores de Cine y Televisión, APCT, junto a la Federación Audiovisual y los Sindicatos de Actores y Técnicos, se reunió este viernes en el Centro de Arte Alameda, para hacer público su malestar por la decisión estatal. Entre los asistentes se encontraban los directores Sebastián Lelio, Pablo Larraín, Silvio Caiozzi, Jorge Olguín y Sebastián Freud, y actores como Néstor Cantillana y Alfredo Castro.

En la lectura de una carta, los profesionales enfatizaron que el año pasado se recortó el fondo para programas de televisión de calidad del Consejo Nacional de Televisión ($1.300 millones, 28% menos que el año anterior) y ahora se sumaba el anuncio sobre el fin del Programa de Fomento al Cine Chileno. Estas colaboraciones permitían la difusión del cine nacional, además del desarrollo de la industria audiovisual, aumentar las audiencias y preservar la memoria cultural del país.

Sin este ingreso, la producción cinematográfica se verá afectada en el ámbito más complejo de su trabajo que es la distribución de las películas. “Ha sido un aporte que tenía valor porque entraba al final, cuando las películas ya estaban terminadas, para su distribución. Es como un premio para la gente que la hizo”, explicó Pablo Larraín, director de las cintas “No”, “Tony Manero” y “Neruda”.

Asimismo, el ganador de un Óscar, Sebastián Lelio, considera que momento de comenzar a conversar en torno a la legislación sobre el cine chileno. “Estamos en una situación de tanto desamparo en cuanto a las leyes que protejan a nuestro cine, que el hecho de que se nos quite un poco de aporte que ya había, resulta grave y nos da la oportunidad de entender que necesitamos leyes que protejan nuestra cinematografía”. Las agrupaciones ya solicitaron una reunión con la secretaría ejecutiva de BancoEstado para conversar sobre el asunto y a la espera que reviertan la medida, pero hasta ahora no han tenido respuesta.