Chris Carpentier sobre Bárbara Lackington: «Me preocupó mucho que la hicieran ‘mierda’ a ese nivel».

El reconocido chef nacional Christopher Carpentier, productor y cara visible en «Masterchef Chile», realizó una comentada entrevista en la última edición de la revista Sábado, donde analiza su carrera gastronómica, su paso televisivo y su compleja relación con las redes sociales.

Fue tildado de clasista y discriminador, a partir del episodio en que retó a un participante por no hacer bien una cazuela, siendo chico y negro, al igual que él. «No le dije peyorativamente», aseguró el chef, «pero si el 99% de la población lo leyó de esa manera, es un error mío».

Con respecto a esto, añadió que «hay un clasismo invertido. Antiguamente, Chile era un país clasista de arriba para abajo. Hoy día hay un clasismo que viene de abajo hacia arriba. Hay que ‘cagar’ al más rico, al que tiene más. En Masterchef todo el mundo criticó a la rubia de ojos azules (Bárbara Lackington), que es de buena familia (…) Y por otra parte está el otro tipo, que es sacrifico, que vende pizzas en la Estación Central (Giovanni Cárdenas), y ese tiene que ganar porque es pobre (…) A los pobres entonces hay que darles todo, aunque no tengan capacidad. Y a los acomodados no hay que darles nada, porque no se lo merecen. Ese círculo en algún minuto se vuelve tóxico», afirmó.

Otra de las polémicas de la última temporada de Masterchef, finalizada hace casi un mes, fueron los rumores que la vinculaban con la participante Bárbara Lackington, de 19 años de edad. «Me preocuparon mis niños y me preocupó ella», contó en la entrevista, «uno ya está en la tele y ha por varias. Ella no. Entonces me preocupó mucho que la hicieran ‘mierda’ a ese nivel y no fuera capaz de soportar la presión».

Con respecto al futuro del programa culinario de Canal 13 y su pasó por la TV, comentó «siento que Masterchef ya cumplió un ciclo. Pienso en otras plataformas. Pienso en cómo hacer un delivery con drones. Mi cabeza funciona a otro ritmo».

Consultado, también, por su relación con el sexo femenino y la horda de elogios que recibe día a día, afirmó que «a mí edad, no me mueve lo de las minas ricas (…) me mandan fotos, minas en pelota, calzones, de todo. Me dicen ‘te quiero conocer, ven, ¿dónde estás?, estás rico, estás aquí y estás allá’, pero miras el perfil y sale en una foto con el marido».