Chiqui Aguayo y su show en Olmué 2019: «Este guión me gusta mucho más que el de Viña»

La comediante y panelista del «Muy Buenos Días» enfrentará esta noche al público del Patagual donde presentará la evolución de su trabajo tras su criticado paso por el Festival de Viña del Mar. Y ojo, que advirtió tener completa libertad en su rutina.

Chiqui ¿Cómo se gestó tu llegada al festival de Olmué?
Hace un par de meses atrás ya veíamos conversando y bueno ahí pololeamos un ratito hasta que después ya se concretó todo, así que yo muy motivada y nerviosa de hacer una rutina en donde todos se rían y que la disfruten mucho… y yo también.

Recordando tu paso por el Festival de Viña, si bien tu presentación fue un éxito, la rutina fue bien criticada en cuanto al lenguaje que usaste en ella. ¿En esta ocasión vas a cuidar los temas o el lenguaje?
Ya han pasado dos años y siento que he tenido una cierta evolución en mi trabajo, a mí este guión me gusta mucho más que el de Viña. Seguramente vamos a cuidar mucho más el lenguaje, no sé si los temas, pero sí, vamos a cuidar más el lenguaje, pensando también que es un espectáculo televisivo, que ojalá lo vea la mayor cantidad de gente posible, así que yo creo que sí va a haber un poco de cuidado en la forma pero no en los contenidos.

¿Tienes algunas restricciones en la rutina?
No, ninguna restricción, tengo absoluta libertad así que espero aprovecharla de buena manera.

Chiqui, tú sección en el matinal ha sido bien recibida por el público, en algún momento comentaste que habían dejado de lado ese espacio por otras pautas, incluso se dijo que te habías quejado por ello…
Pero sabes, en las pautas uno siempre plantea uno temas de contenidos, entonces encuentro bien injusto que haya salido como mi queja porque en realidad no era una. En las pautas se discuten los contenidos y yo estaba discutiendo un tema del «Matinal de Chiqui», pero éste nunca ha dejado de existir siempre ha estado todo el tiempo al aire, lo que pasa es que ante algunas contingencias no hay nada que hacer, yo no puedo competir contra el último minuto, éste está ahí y es lo que marca la pauta del día, yo estoy súper consciente de eso. En el fondo, espacio que tengo para hacer reír y distender un poco el ambiente lo aprovecho, pero tengo claro que es así como se manejan cinco horas de contenido. Todo bien, yo muy contenta de estar trabajando en el matinal.

En tu sección «El matinal de Chiqui» bromeas mucho con tus historias personales, ¿vamos a ver parte de eso en Olmué?
Lo que yo hago en «El matinal de Chiqui» es contar historias que son súper mías, que a veces me preguntan si son verdad y son todas reales. En el stand up también hago lo mismo, cuento historias mías y lo que van a ver básicamente es cómo me cambió la vida después de Viña y cómo me sigue cambiando ahora que trabajo en un matinal. Entonces justamente hablo de historias muy personales y contarles un poco a la gente que es lo qué pasó desde la última vez que nos vimos, y ya han pasado dos años desde eso. Yo elaboro todas mis rutinas a partir de cosas que me van pasando.

Tus compañeros de matinal van a estar acompañándote ya que están allá, ¿vas a hablar sobre ellos?
Sí, claro, voy a pelarlos a todos, pero no va a ser pelambre porque van a estar ellos presentes, voy a hablar de todos ellos. Ahora no sé si pueda volver después pero lo voy a hacer igual.

Chiqui, estás estupenda, ¿cómo has logrado todos estos cambios?
Estoy siguiendo un plan nutricional, Equilibrio Vital en la Clínica Terré, que tiene que ver con una reestructuración de hábitos, de comida, de ejercicios y ha sido bien bonito el cambio porque yo tuve una pérdida a mitad de año y en vez de adelgazar subí de peso porque era mucha la ansiedad y tenía harta pena también. Finalmente fue como una sanación comenzar a cuidarme de nuevo y estoy bien contenta. Además sirve estar en buena forma física para pararme en el escenario, al final nosotros los comediantes igual tenemos que hacer un ejercicio bien integral. Estoy súper contenta y no he sufrido nada, todo lo contrario, ha sido harta ganancia ya que estoy muy bien físicamente, me siento bien además.