«Casa de Muñecos»: Éstos son los rivales que lucharán por el amor de Daniela Ramírez

Una de las relaciones al interior de la nueva trama que está preparando Mega girará en torno a la infidelidad y la traición. Es así como Alejandra (Daniela Ramírez), ex esposa de Rodrigo (Cristián Riquelme), tendrá un amorío con Santiago (Diego Muñoz), el marido de su hermana Mónica (Luz Valdivieso).

El personaje de Ramírez tendrá una difícil decisión en «Casa de Muñecos», ya que deberá decidir con cuál de los galanes quedarse. Es por ello que ambos actores hablaron en exclusiva con Fotech.cl para dar sus opiniones de por qué Alejandra debería elegir a uno o a otro, además de contar cómo serán sus personajes.

Diego Muñoz interpretará a Santiago Balladares, un publicista que está casado con Mónica, quien tiene la misma profesión y trabajan juntos en Felicita, la empresa de Sergio (Héctor Noguera), el padre de ella.

«Funcionan muy bien ellos dos, son una muy buena dupla. Pero como buen matrimonio, que además trabajan juntos, se comienza a producir una sobrecarga, es como una «amenaza por convivencia» porque pasan mucho rato juntos, entonces nos encontramos con una pareja que igual ya tienen varios años de matrimonio, hartos años trabajando juntos, dos hijos y una mujer con un carácter súper fuerte», señaló.

Además, cuenta que el personaje de Valdivieso es el de una «publicista pesada, donde uno igual dice ‘pucha que lo lesea’, entonces igual el marido tiene motivos para aburrirse y querer mandarla a la cresta»

Por otro lado, Cristián Riquelme dará vida a Rodrigo Hormazábal, quien también labura en la compañía de la familia Falco, y estuvo casado con Alejandra, con quien tiene una hija en común.

«La relación no funcionó, pero el sigue trabajando en la agencia entonces de alguna forma el sigue en contacto con ella y el sigue con la ilusión de poder volver con ella algún día porque le encanta su personalidad», manifiesta.

A continuación agrega que «Es de un estrato social más bajo que el de la familia, le ha costado mucho llegar a donde está trabajando, nadie le ha regalado nada. Entre medio aparece Alejandra y él se enamora de ella, esta niña preciosa e hija del dueño de la agencia. Él está muy feliz por todo lo que ha logrado, él es y se muestra como es: noble, seguro y tranquilo».

En cuanto a la relación prohibida entre Alejandra y Santiago, Muñoz revela que se presume que todo comenzó en un año nuevo, después de que toda la familia se había ido a dormir.

Además, afirma que lo que llamará la atención de la  personalidad de su personaje será el «gustillo por el peligro y el riesgo, es un tipo bastante “pendejo”, creo que al principio las encanta aunque después termina aburriendo a las mujeres, pero al principio la hace reír y eso es divertido, pero ese es un atributo que después le puede jugar en contra.  Él es bien desgraciado pero tiene una cuota de honestidad que es bien necesaria y hace falta, que hace bien, entonces por ahí lo terminas queriendo».

Mientras que Riquelme asegura que el carácter que tendrá el suyo es el de «un tipo noble, que la pone a ella en primer lugar, para él lo más importante es la felicidad de Alejandra, de su hija. Es un tipo estable con ella, fiel, que la ama y la respeta, la trata bien y siempre está pendiente de la felicidad de ella más que la de él mismo. Creo que no hay donde perderse».

«Él tiene mucha suerte para zafar de los problemas en los que se mete, tiene hartas ganas de blanquear la situación. Él se termina salvando de maneras muy suertudas, a veces muy divertidas otras no tanto, le aporta a la historia ingredientes bastante sabrosos porque está metido hasta las patas en un conflicto súper complejo, que puede dejar la embarrada en la familia pero a la vez igual le encuentras un poco de razón, entonces ahí va a pasar algo entretenido con los espectadores», sentenció Muñoz.