Andrés Caniulef vive la cuarentena colaborando en la rehabilitación de adictos y dice que no volvería a la farándula.

Después de haber vivido en su propio infierno, dolor y enfermedad, Andrés Caniulef piensa que es tiempo de retribuir por la ayuda y el apoyo que mucha gente le brindó. Por eso, y a pesar de que hace más de un mes terminó el proceso de rehabilitación de sus adicciones, decidió quedarse y realizar la cuarentena en el mismo centro que lo trató para ayudar a otros pacientes.

“Me quedé colaborando y soy parte del equipo de trabajo del hogar. Tengo una tarea de apoyo terapéutico con los residentes que están hoy en día, y muchos de ellos fueron mis compañeros. Es una forma de retribuir todo lo aprendido y los beneficios que tuve en este en este proceso”, contó el periodista en entrevista con La Cuarta.

La decisión, que lo tiene muy contento, le ha permitido ayudar a quienes están superando sus adicciones, pero que si bien está pleno en esta tarea, tampoco descarta un posible regreso a la televisión. Pero no de nuevo a la farándula. De hecho, durante el año que estuvo internado, sintió deseos de reportear el estallido social y estar en terreno.

“Cuando digo que las luces no son mi prioridad me refiero a que hoy el protagonismo no es lo que me interesa. Quizás volver a las noticias es una opción que me gustaría y no tengo miedo de volver a golpear puertas”, declaró.

Con ello, el comunicador intenta dar vuelta a la página de los tiempos en los que el consumo de droga sobrepasaba su propia vida y lo tuvo sumido en una fuerte depresión, proceso que recordó en su última aparición pública, tras su participación en el programa “Sigamos de Largo”, esa vez, en compañía de sus padres.

loading...