Andrea Eltit y «Verdades Ocultas»: «La gente quiere saber qué va a pasar y al final ocurre algo que no es lo que te esperabas»

La actriz que debutó en televisión en el año 1999 en «Aquelarre» de TVN y que actualmente se encuentra participando en la teleserie «Verdades Ocultas», conversó con Fotech.cl sobre el regreso de su personaje Belma a la producción dramática de Mega y nos dio algunos detalles de cuál sería su rol en la historia. 

Cuéntanos, ¿cómo llegó Belma a Chile?
Belma llega a través de Alonso (Santiago Tupper), llega directamente a cuidar a Ricardo (Julio Jung), porque lo encontró medio muerto en República Dominicana y se lo lleva a esta casa, que es lo que se vio, que es donde está ahora con Amelia (Javiera Díaz de Valdés). Belma es como la cuidadora oficial de Ricardo, casi su enfermera.

Belma genera algo de misterio, ¿nos sorprenderá?
Ella, más que misteriosa, tiene algo que va más por el lado de su personalidad, su religión y todo, que es una persona cauta. Esta mujer es musulmana y por ejemplo no la pueden tocar los hombres, no puede mostrar su pelo ni su cuerpo, entonces es más reservada, pero es por su religión, su cultura, con eso.

A ella le dolió mucho cuando Agustina la rechazó en primer momento, ¿por qué?
Porque ella ayudó a Agustina a salir de Turquía, fue la que logró que ella se pudiera escapar de Leonardo (Carlos Díaz). Belma le tomó mucho cariño porque la vio siempre encerrada, hasta que un día se atreve a hablarle en español y decirle que la quiere ayudar. Hace todo eso por cariño a esta chica que estaba sufriendo y nunca más supo de ella, entonces estaba muy emocionada de encontrarse con Amelia (Agustina) y ve que ella la rechaza y acusa cuando en el fondo todo lo ha hecho con una buena intención. Belma tiene una inocencia, es una persona bondadosa, vivió la pérdida de su familia por eso es muy sensible al dolor de los demás, no tiene maldad, entonces que la acusaran de algo que fue absolutamente al revés de lo que hizo a ella le dolió mucho.

Ahora Belma está con Ricardo y Agustina, ¿más adelante se relacionará con más personajes? ¿Llegará a vivir al pasaje por ejemplo?
Algo así… de a poco ella va a ir conociendo más personajes de la teleserie, pero lo único que te podría decir es que en esta cosa como servicial de ella, tiene una función muy acogedora con la gente que va conociendo, es como una típica árabe, la que cocina para todos los que lleguen sin importar si los conoce o no y la verdad es que este Alonso, que es la persona que para ella es su salvador, se convierte en su familia y se forma ahí una relación bien estrecha que se va ir mostrando de a poco.

La gran duda ahora es si Alonso es bueno o malo, esto de que está trabajando para los dos bandos…
¿La gente tiene dudas? Claro, en el fondo ayudó a Agustina porque la salvó de que Leonardo la matara, porque la encontró y no la iba a dejar ahí para que la asesinaran… si me preguntas a mí, a Andrea Eltit, Santiago Tupper es el mejor partner que le podría haber tocado para trabajar en la vida, es un exquisito, y por otro lado para Belma él, Alonso, es su familia, es su hermano y ella no ve maldad. Más adelante van a ver que ellos tienen una relación donde se aconsejan.

¿Cuándo grabaste las escenas, las de Turquía, sabías que tu personaje reaparecería?
No, no sabía que volvía, después me llamaron. De verdad, para mí, Belma ha sido una verdadera sorpresa.

Hemos visto a través de tu Instagram varias fotos con tus compañeros de elenco. ¿Cómo fue para ti integrarte a un equipo que viene grabando hace más de un año juntos?
A mí me encanta, debo reconocer que caí parada. Con la primera que grabé fue con la Cami (Hirane) y fue un completo agrado trabajar con ella, partner total, además fue una escena súper íntima entre las dos. Yo llevaba cinco años sin grabar nada, entonces uno llega media tiesa a una teleserie que viene funcionando hace rato y la verdad es que encantó trabajar con ella. Luego me llamaron de nuevo, me toca conocer a Santiago Tupper, otro encanto más y a Julito Jung, entonces para mí que fueron los tres primeros que me tocó grabar, ha sido maravilloso, son personas muy acogedoras. Después me fui encontrando con gente con la que he trabajado en otros elencos, ahora ojo, las fotos que a veces tú te sacas son con personas que puedes haberte encontrado en el camarín y no necesariamente porque hiciste una escena con ellas, así que no saquen conjeturas antes de tiempo (risas).

¿Qué viene a aportar Belma a la teleserie?
Siento que la entrada de mi personaje y el de Alonso, vienen con un tono más liviano en cuanto a las relaciones humanas, creo que el aporte que podría decir que da Belma a este círculo es una cosa más de bondad, de cariño, más liviana, más acogedora. Viene a poner un poco de paz a todo lo que está pasando.

Andrea, tú trabajaste en varias producciones de TVN, te vimos en “Los Carmona”, “Martín Rivas”, entre otras. ¿Qué opinas sobre lo que está pasando con el área dramática del canal?
Me da una pena atroz. Yo partí en TVN, mi primera teleserie fue “Aquelarre” el año 1999, y de ahí cada vez que volvía al canal encontraba a esta familia que por años estuvo. Las últimas veces que fui comencé a ver la casa media vacía y por lo que me han contado hoy la casa está vacía y da pena ver que el lugar donde naciste ya casi no existe.

¿Cómo ves el futuro tomando en cuenta que se cierra un área que generaba dos a tres teleseries al año?
Bueno, eso nos afecta a todos los actores en términos laborales, porque obviamente si un área dramática cierra hay menos posibilidades de trabajo. Ahora creo que en general si nosotros vemos las historias de los canales, en las áreas dramáticas siempre ha sido cíclico que a una le va bien, a otra le va mal, creo que la vida en sí es cíclica y esto es parte del ciclo, no creo que lo de TVN se extienda por los siglos de los siglos, será parte de un aprendizaje o de un nuevo manejo que tendrán que hacer los que mandan, digo yo.

Volviste a grabar en teleseries después de cinco años. ¿Este regreso es sólo por esta teleserie o tu idea es seguir en pantalla?
Me encantaría seguir, de hecho hace poco comentaba con un colega que al hacer lo que uno le gusta, estar con un elenco exquisito como el que te digo, te hace feliz. Para ir a grabar me tengo que levantar como a las 6 de la mañana, porque la productora queda bien lejos, y yo figuro en la mañana cantando en el auto, mientras que otras pegas te pueden quedar más cerca pero no te vas así. Cuando sientes que algo te llena el alma y que te hace bien para el espíritu, eso es impagable.

Para finalizar, ¿se vienen más sorpresas en «Verdades Ocultas»?
Yo estoy segura que sí porque los guionistas tienen una cabeza, ¡Dios mío que crean cosas! Salen con cosas que nosotros como actores tampoco nos esperamos y ese factor sorpresa ha sido muy bueno para la teleserie. La gente quiere saber qué va a pasar y al final ocurre algo que no es lo que te esperabas y de repente aparece al que lloraste la semana pasada. En «Verdades Ocultas» definitivamente todo puede pasar y nosotros, como actores, también estamos en esa «¿Qué va a pasar?» y eso igual lo hace entretenido.