Álvaro Morales recordó a Martín Ortúzar, su rol favorito en teleseries: “Me tocó un personaje muy bien estructurado”

El actor fue invitado al primer live del podcast “Impacto en el Rostro”, donde realizó un recorrido por sus principales personajes en televisión. Fue en esta conversación en la que el intérprete, que debutó en teleseries con “Ámame” de TVN, reconoció que su rol preferido en el género fue el villano Martín Ortúzar, de la recordada “Los Pincheira”.

Y es que, para Morales, la producción de época de TVN reunía varios elementos que terminaron por convertirla en su trabajo más recordado: “Visualmente era preciosa. Y era algo súper novedoso hacer un western chileno. Entonces estaba toda esa fascinación. Yo soy de una época en donde mis papás veían películas de cowboys, entonces estaba todo ese imaginario de poder encarnar a un personaje casi mítico, presente en el inconsciente infantil de uno. Era muy bonito. Y, además, me tocó un personaje muy bien estructurado”, recordó el actor.

En la historia, Álvaro interpretaba a un poderoso terrateniente de 1917 que, junto a su esposa Matilde del Solar (Tamara Acosta) contenían gran parte de la riqueza de Yerbas Buenas. En la zona, una banda de cuatro hermanos llamados “Los Pincheira”, eran acusados por Martín Ortúzar de robar el ganado de las haciendas colindantes al pueblo. Los problemas se agudizaban cuando el líder de los cuatreros, Miguel Molina (Francisco Reyes) se fija en Matilde, provocando la ira del despiadado oligarca.

Sobre interpretar a este villano, el actor recuerda haber sentido un importante desgaste físico: “Era un personaje con mucha intensidad, por lo tanto, yo terminaba muy cansado. Sin embargo, disfrutaba mucho esa intensidad porque sabía que estaba siendo parte de una gran historia. Cuando tú tienes un personaje tan bien escrito, un director con tanta lucidez como era el caso de Vicente (Sabatini) que, finalmente le dio esta connotación al personaje, terminas haciendo un rol fantástico que es prácticamente irrepetible”, enfatizó.

Consultado sobre el final que tiene el personaje, en donde es apresado por el comandante de la milicia, Domingo del Solar (Marcelo Alonso), el actor confesó recordar íntegramente el momento: “Recuerdo perfectamente la jornada de grabación. Habíamos estado varios días registrando una matanza, donde prácticamente había una guerra en la casa de mi personaje, en donde estaban los Pincheira e iban tomando posiciones. Y yo defendiéndome parapetado dentro de la casa. Recuerdo que fue muy choro de hacer audiovisualmente. Y claro, llegó el momento que lo toman detenido, en esa carreta nos íbamos todos los malos. Ahí realmente la concepción del director y del guionista (Víctor Carrasco) se juntó perfectamente para un momento histórico. Logramos retratar un deseo colectivo, un final que nos hubiera gustado que tuvieran muchos personajes históricos”.

“Yo me acuerdo de un detalle cuando me llevaban preso. Era un gesto que yo encontré, un gesto dramático muy bonito de hacer en ese minuto. Y es que cuando me estaban llevando preso, justo antes de subir la carrera, Martín se detiene y mira hacia arriba y deja que las gotas de la lluvia mojen su cara por algunos segundos. En el fondo, lo que el personaje de alguna manera daba cuenta era que todos sus deseos estaban diluyéndose. Fue un acto poético para un personaje tan gravitante”, sentenció.

El actor también confesó que aún en la calle lo llaman por ese rol: “Algunas personas de cierta edad aún me dicen Martín Ortúzar. Como que les marcó”. Y es que la producción de TVN, transmitida en el año 2004, tuvo gran éxito, promediando más de 37 puntos promedio y superando ampliamente a su competencia, “Hippie” de Canal 13.

loading...