Álvaro Henríquez vocalista de «Los Tres»: «Me trasplanté el hígado para seguir viviendo, no para seguir tomando»

Luego de haber sido trasplantado del hígado hace unos meses atrás, el músico dio un entrevista a la revista Sábado de El Mercurio, donde reveló detalles de como fue el proceso de espera del órgano, sobre su recuperación y qué espera de su futuro.

El cantante comienza contando que luego de la cirugía se ha sentido bien y que ha seguido todas las instrucciones que los médicos le han dado. «Me he sentido bien, sobre todo de buen ánimo. Haciendo todo lo que los doctores me han dicho, porque es la única forma de salir bien de una operación tan grande».

Sobre el proceso de espera del órgano, una vez que supo que debía trasplantarse y luego de las críticas que un grupo personas realizaban señalando que su proceso de espera fue acelerado porque «era famoso» se explica que el tipo de sangre de Henríquez es B positivo y al ser este tipo de sangre más escasa solo habían cinco personas en la lista de espera y su caso era el que tenía prioridad por la urgencia de éste.

También señaló que al enterarse de que debía someterse a esta cirugía señaló que «en ningún momento me dio miedo. No sé, será una cosa familiar, que tenemos un temple bastante firme. En Chile, la donación de órganos todavía es un tema casi tabú, y eso no es bueno, porque la donación es una maravilla»… «el donar órganos es un gesto altruista, de una nobleza sin igual».

Sobre las críticas acotó «Los doctores me explicaron el proceso. Hay listas por gravedad, no por orden de llegada, pero es tan clásico chileno decir ‘a te lo dieron a ti porque eres Álvaro Henríquez.’Tenís la plata’, ‘pagaste’, ‘tienes a tu primo trabajando en la comisión’. Esto no funciona así, tiene que pasar por una comisión».

Además, durante el fin de semana pasado el cantante sorprendió a todos los seguidores de Café Tacvba al aparecer en el escenario tocando «Déjate Caer» junto al grupo mexicano. Sobre esta experiencia comentó «Que mejor para mí, que hace meses que no me subía a un escenario, que hacerlo con ellos, mis mejores amigos y grandes músicos. Todo confluyó para que sea muy bonito y memorable».

Muchas personas especularon que el gran causante de los problemas al hígado de Henríquez fue producto del exceso de ingesta de alcohol, sin embargo él aclaró que «Eso no es tan exacto, no era solamente eso, también un tema de pastillas por otros tratamientos, que eran muy fuertes para el hígado».

De igual forma aclara que «me interné y trasplanté el hígado para seguir viviendo, no para seguir tomando. Y necesito seguir viviendo para que mi hija tenga un padre, para que Los Tres tengan más discos, salgamos de giras y seamos felices. Hay muchas cosas por hacer aún. Mi decisión fue esa y fue consciente: no me quiero morir todavía, así es que no me quiero morir», concluyó.