Alejandro Trejo por “Juana Brava”: “Nos estamos metiendo en la pata de los caballos”

Hoy a las 22:30 horas se estrena por las pantallas de TVN, la esperada serie “Juana Brava”, producción que nos reflejará los abusos de poder, la relación entre el dinero y la política y todos estos tópicos que han llenado diarios y noticiarios en los últimos meses en nuestro país. Sobre esto conversamos con Alejandro Trejo, quien interpreta a Ambrosio, un alcalde poco honesto y corrupto que con la llegada de su hija verá amenazada su administración.

Sus primeras impresiones del primer capítulo, ¿había visto alguna imagen?
No había visto nada, salvo leerlo, pero el montaje está bastante ágil. Creo que ha hecho un gran trabajo (Ignacio) Arnold y el Nimrod (Amitai), han hecho un gran trabajo en el montaje del primer capítulo. Hicieron un montaje distinto a lo que era el guión original y creo que ganó mucho la serie en los 45 minutos que dura el primer capítulo. Pasan muchas cosas, no quedan cabos sueltos, el espectador queda con una impresión clara de cuál es el conflicto, qué pasa con los personajes, internamente, cómo influyen unos a otros. Cierra muy bien este puntapié inicial, entonces yo creo que va a ser una serie de indudable éxito, que va a dar que hablar, nos estamos metiendo en la pata de los caballos. Nos estamos haciendo cargo de un tema que ahora está atingente, está en el tapete, lo han asumido los medios, pero ya hay un poco de saturación en el público, a raíz de toda la desconfianza y la falta de credibilidad en el político chileno, pero esta es una manera distinta de verlo. Porque como bien decía el director, también hay una esperanza, un punto de vista distinto que lo entrega una serie de televisión inspirada en situaciones y hechos que uno puede reconocer en la política chilena, particularmente en las pequeñas alcaldías que podemos encontrar en nuestro país de Arica a Punta Arenas.

Tomando en cuenta el contexto en el que se está estrenando la serie, ¿cómo fue ponerse en los zapatos de estos políticos corruptos?
Mira si no es mucho el esfuerzo, jajaja. Cuando tienes un buen guión tú te vas como tubo. Acá estamos con un muy buen guión, muy bien escrito, y con un director que tiene muy claro el norte que le quiere dar a la serie, entonces cuando estábamos en la etapa de rodaje hicimos una etapa de ensayo, mucho ensayo, mucha lectura para darle el carácter a cada personaje, el abanico de alternativas, que ningún personaje se parezca a otro, que tengan su sello personal y eso es una muy buena clave para que una serie funcione. Acá tenemos un tema político concreto, que está latente y eso también está en la retina de todo el público, pero la clave es esa: el trabajo previo, el director encima de nosotros, pidiéndonos lo que necesita para cada escena, los matices en la actuación. No nos olvidemos que series como esta, como “Los Archivos del Cardenal”, como Karadima, “Ecos del Desierto”… Esto corresponde a cine en televisión, esto se aleja de lo que puede ser la teleserie tradicional, el telefilm. Esto es cine en la tele, cada plano, cada escena, está tratado como si fuera una película. De ahí el poder de síntesis que tiene la serie, como en este primer capítulo que en 45 minutos te permite una primera impresión acabada, clara, precisa, de lo que ocurre.

Como chileno, ¿cuál es su visión de lo que ocurre en la política?
Era natural, se veía venir. De alguna forma iba a reventar todo esto. O sea, lo más positivo de todo lo que está pasando es que ahora de alguna manera, la política va a tener que preocuparse por educar. Porque el dinero no va a ser suficiente para que la gente vaya a votar por alguien, entonces tampoco va a existir el dinero. Van a tener que educar políticamente a este país para que entienda las posturas políticas de cada candidato, cosa que no ha ocurrido en los 25 años que llevamos de democracia. Eso es lo que me interesa, porque siempre ha sido una evasión, a los políticos no les interesa la educación cívica en los colegios, de hecho la sacaron y era muy importante. No les interesa un público instruido, un público votante que sepa de constitución, hay mucha ignorancia en este momento. Entonces se van a tener que preocupar de volver a educar al universo votante, para que el voto sea instruido, un voto que entienda la realidad que está ocurriendo en nuestro país, no un voto por fotito ni imbecilidades radiales y frasecitas imbéciles y tanta pelotudez que hemos visto.

¿Cuál espera que sea la recepción de la audiencia con “Juana Brava”?
Excelente, va a ser muy buena. Son personajes reconocibles, identificables, es una serie que crea identidad. Reconocemos muchos lugares que se ven ahí, físicos, geográficos, muchos personajes, tipos humanos están totalmente retratados y eso lpa gente lo agradece infinitamente. La serie tiene una gran factura, no tiene nada que envidiarle a una serie de HBO, Netflix. Es una serie nuestra, tal y como dijo el director, con sabor a chilenidad, aroma a vino tinto. Está muy bien, yo creo que va a ser muy bien recibida por todos y todas.

Tomando en cuenta la situación en la que se encuentra TVN, ¿es para usted el rating importante?
Para la empresa televisiva, claro que es importante, porque de alguna manera estas series están financiadas con dineros de todos los chilenos, a través del CNTV, pero TVN es un canal que necesita un financiamiento particular, independiente de los aportes que pueda tener por parte del Estado, y por lo tanto necesita de buenos rating, para que hayan avisadores, eso no hay nada que hacer. Las cifras azules se traducen en eso.
Para mí, por supuesto que es importante, porque la posibilidad de que estas series sean masivas, es que los canales tengan audiencia, que la gente prenda la tele o que prenda el computador, se meta a la página web de los canales y vea la serie. Ojalá prendan la tele el día domingo, es muy bonito ese ritual, de poner la tele a la hora de la serie y verla. Pero yo creo, yo tengo fe y confío. Está muy bien la serie, está tremendamente jugada y yo creo que es lo que el público está reclamando: series con las cuales identificarse concretamente. Acá hay una serie ‘políticamente incorrecta’ que yo creo que crea mucha identificación con lo que está pasando en este país. Y esperemos que algo cambie, esperamos que las cosas cambien y aportar con nuestro granito de arena también en este país a raíz de esta serie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *