Actualidad en TV abierta e Internet: Debate político a la vena

En plena pandemia, y ad portas del plebiscito del 25 de Octubre, la actualidad política se tomó las pantallas de la TV abierta. Nuevos programas se suman a “Mesa Central” y “Estado Nacional”, ampliando una oferta que tiene variados e interesantes competidores en YouTube, Streaming y Podcast.

La actualidad se tomó la TV. A pesar de que los matinales se han transformado en verdaderos foros, la oferta no parece ser suficiente, y es así como los distintos canales de la televisión abierta están preparando nuevos programas.

Hasta ahora la oferta se limitaba a “Mesa Central” de Canal 13 y “Estado Nacional” de TVN, más las entrevistas y análisis en algunas ediciones de “Mentiras Verdaderas” de La Red. Los dos primeros programas han sido sumamente criticados por la excesiva predilección a invitar a autoridades, políticos y analistas demasiado relacionados al “partido del orden” y la llamada “democracia de los acuerdos”, dejando de lado a gente con mayor “calle” y propuestas más disruptivas. En particular, “Mesa Central” perdió mucho con la salida de Mónica González y la entrada de las ex ministras Marcela Cubillos e Isabel Plá. Por su parte, a pesar de recibir críticas por ser supuestamente “demasiado contemplativo” con entrevistados como Juan Sutil y José Antonio Kast, Eduardo Fuentes ha llamado la atención por sus asertivas y emotivas editoriales, lo que lo ha transformado junto a Julio César Rodríguez en uno de los puntos altos de la TV abierta en esta pasada.

La primera novedad tiene color sepia y olor a naftalina. Canal 13 sacó del baúl de los recuerdos a “A Esta Hora Se Improvisa”, el mítico programa de debate político de inicios de los años ’70, conducido por Jaime Celedón y cuyo panel estable estuvo formado por distinguidos tribunos de la época como Germán Becker, Enrique Campos Menéndez, Jaime Guzmán, Julio Martínez, Jorge Navarrete Martínez (ex director de TVN en sus inicios, único sobreviviente del grupo histórico a la fecha) y José María Navasal. Aparte de una versión auspiciada por la revista APSI y grabada en un teatro en plena Dictadura y una edición especial por los 40 años del Golpe Militar en el 2003, este programa permanecía en el inconsciente colectivo. Su resurrección en el 2020 tendrá como conductor a Nicolás Vergara y un panel donde los caballeros de chaqueta, camisa y corbata darán paso a un grupo paritario y relativamente joven formado por Javiera Parada, Cristóbal Bellolio, Óscar Landerretche y Claudia Bobadilla.

Por el lado de CNN Chile se anuncia el retorno de otro clásico de aquellos: “Tolerancia Cero”. Ya no estará el único miembro fundador que quedaba, el ultra cancelado Fernando Villegas. Acorde con los tiempos, aquí también habrá paridad, aunque en la forma de dos paneles que se rotarán semana a semana. Uno de ellos estará conformado por los históricos Fernando Paulsen y Mónica Rincón, más el académico Francisco José Covarrubias y la periodista Paula Escobar; mientras que el otro grupo lo conformarán el histórico Daniel Matamala, la periodista Matilde Burgos, el cientista político Daniel Mansuy y la directora del The Clinic Macarena Lescornez.

Finalmente, La Red también anunció su propio programa de actualidad, “Pauta Libre”, que será conducido por José Antonio Neme, y que tendrá como panelistas a dos periodistas de fuste: la Premio Nacional Mónica González y la “Ninja” Alejandra Matus. Resulta llamativo que el líder de la industria, Mega, no se haya planteado ningún programa de este tipo hasta ahora.

Los nuevos espacios, en especial “Tolerancia Cero” y “Pauta Libre”, prometen inyectarle algo de adrenalina al debate y lograr un intercambio de ideas más rico que no se aprecia en los que hay a la fecha. Existe la sospecha de que, ya sea por presiones de ciertos poderes fácticos, por simple “línea editorial” o para no perder auspiciadores (como le pasó a CNN Chile con las empresas de Juan Sutil), los canales (en especial los más grandes) tienden a privilegiar a panelistas “moderados” y defensores del statu quo. Esto supone una complicación para la TV abierta, pues sus programas de actualidad tienden a aparecer como “fomes”, “anticuados” o incluso “amarillos” frente a otros similares que se pueden escuchar y ver en la radio, la televisión por cable y en el ancho y vasto mundo de YouTube, el streaming y el podcast.

En Internet se puede encontrar análisis político para dar y regalar, de todos los colores y sabores, algunas de las cuales son hechas “a pulso”, con pocos recursos y mucha creatividad. La gracia de estos nuevos programas es que, al no responder a la línea editorial ni a los intereses de una gran empresa, disponen de mayor libertad para desarrollar ideas y debatir, y sin los empaquetamientos propios de la TV abierta. El poder de difusión de Internet y las redes sociales permite que estas iniciativas puedan tener una repercusión comparable o incluso superior a las de los medios tradicionales, transformándose en una competencia potencialmente importante.

El crack –o más bien “El Padrino”- de este interesante mundo es Mirko Macari, periodista y exdirector de “El Mostrador”, que se ha ganado un nombre analizando la actualidad política haciendo ingeniosas analogías con la emblemática saga cinematográfica de mafiosos basada en el libro homónimo de Mario Puzo. Aparte de su rol como co-conductor de “1+1, 3” en Radio El Conquistador junto a Felipe Vidal y Nicolás Larraín, y su participación como panelista de “Stock Disponible” de Vía X, Macari es protagonista de dos interesantes iniciativas en el mundo online: el programa semanal “Comando Jungle”, junto con Camilo Feres, Gonzalo Muller y Jorge “Pirincho” Navarrete (hijo del panelista sobreviviente de “A Esta Hora Se Improvisa”) y “La Cosa Nostra”, junto con Alberto Mayol y Darío Quiroga, que se ha especializado en podcast y seminarios sobre la actualidad nacional y el estudio de las leyes del poder según “El Padrino”.

Otro destacado ejemplo es “La Voz de los que Sobran”, consolidación del programa creado para el estallido social por Alejandra Valle, Daniel Stingo y Mauricio Jurgensen, ahora con sitio web propio y bajo el alero de en web de “El Desconcierto” y la radio de la USACH; “La Mesa de las que sobran”, programa satélite del anterior, conducido por Alejandra Valle y con panelistas mujeres; “Super Ciudadanos”, conducido por Rayén Araya en la radio online Súbela; “No lo vimos venir”, del Diario Clever, conducido por Beatriz Sánchez e Ignacio Achurra; “El Podcast del Rojerío”, a cargo del ya mencionado Darío Quiroga, etc. Por el lado de la extrema derecha, tenemos iniciativas interesantes, la más importante de los cuales es sin dudas el pequeño “imperio comunicacional” que construyó Fernando Villegas después de ser cancelado en los medios tradicionales a partir de su canal de YouTube “El Villegas” y sus iniciativas asociadas. También se destaca el canal “Cultura Chatarra”, a cargo del youtuber y militante libertario Rodrigo “Krypto” Pulgar; el canal de la Fundación Nueva Mente, a cargo de la licenciada en filosofía Teresa Marinovic y otras iniciativas de menor repercusión.

Además del plebiscito y el proceso constituyente, se viene un verdadero carnaval electoral, quizás el más significativo desde el retorno a la democracia. Los chilenos nos aprontamos a tomar decisiones muy importantes, y gran parte de las batallas de las ideas se van a librar en los medios de comunicación y las redes sociales. Como nunca en la historia de Chile, dispondremos de una amplia oferta de debates y análisis políticos tanto en los (en caída libre) medios tradicionales como a través de Internet y las redes sociales. Pretender en estos tiempos controlar el flujo de información que llega a la opinión pública como se hacía en la era pre-internet resulta simplemente ingenuo. En un momento en que ya sabemos que se pueden ganar elecciones a punta de Fake News (Trump, Bolsonaro), el rol de los programas de debate y análisis de actualidad se vislumbra muy importante.

loading...