Película que reúne al elenco de “Casado con Hijos” muestra sus primeras imágenes

“Alma”, que se estrena en cines de todo el país el próximo 3 de septiembre, es protagonizada por Javiera Contador y Fernando Larraín, y además cuenta con las actuaciones de Marcial Tagle, Fernando Godoy, Dayana Amigo y Carmen Gloria Bresky. La nueva comedia romántica es dirigida por Diego Rougier, quien también dirigió la exitosa sitcom.

La historia se centra en Fernando (Fernando Larraín), quien está casado con Alma (Javiera Contador), una mujer muy divertida pero con trastorno bipolar que lo echa de la casa porque se entera que él ya no la soporta. Cuando ella conoce a un pretendiente argentino (el actor trasandino Nicolás Cabré), Fernando reacciona y descubre que sigue enamorado de su mujer. Pero ella se ha ido a Buenos Aires. Decidido a recuperarla, viajará entonces a buscarla y convencerla de que ella es su alma gemela.

“Alma” también tiene en su reparto a María Izquierdo, Angélica Castro, Felipe Izquierdo, Paz Bascuñán, Stefan Kramer, Tamara Tello, Luis Dubó, Ramón Llao y Noa Bucolini, de tan sólo 8 años de edad.

Diego Rougier, quien también es responsable del western “Sal”, cuenta que la idea de la película surgió cuando estaban grabando “Casado con Hijos”.

“Una pareja se separa y terminan viviendo en departamentos cuyas ventanas están enfrentadas, y cada uno puede ver que es lo que está haciendo el otro”, señala. “Cuando armé una primera versión me junte con mi amigo Rodrigo Vergara Tampe y estuvimos trabajando en el guión durante algo más de un año, conversando las escenas, trabajando cada personaje, estudiando la patología de nuestro personaje principal. Ella sufre un problema psicológico grave pero a la vez es encantadora, uno no puede evitar enamorarse de ella. Nos tomamos mucho tiempo en pensar y trabajar cada historia, en desarrollar cada personaje”.

El director confiesa también que los personajes fueron escritos con el elenco en mente. “Yo sigo trabajando con todos. Hacemos obras de teatro, eventos, cortometrajes, nos juntamos todo el tiempo para hacer cosas juntos. La pareja protagónica está conformada por Javiera Contador y Fernando Larraín; el guardia del supermercado donde trabaja Fernando como cajero es Marcial Tagle, enamorado de una mujer policía algo ninfómana, interpretada por Carmen Gloria Bresky. Fernando Godoy es un aprendiz de ‘delincuente’ cuyo delito más grave es que vende películas piratas y Dayana Amigo es una camionera que tiene una breve pero entretenida participación. Además, nos dimos el gusto de trabajar con actores que adoro como María Izquierdo, la conserje del edificio donde vive Alma; Paz Bascuñán, una compañera de trabajo de Fernando; Jaime Omeñaca, el doctor que trata a Alma; Luis Tato Dubó, como el tío psicópata de Fernando Godoy; Angélica Castro como una ex compañera de colegio y muchos amigos más como Stefan Kramer, Kurt Carrera, Ramón Llao, Teresita Reyes, Felipe Izquierdo, Tamara Tello y Noa Bucolini, una niña que debuta en la actuación y tiene un personaje precioso”.

“Es un placer volver a juntarse y grabar material nuevo”, confiesa Rougier. “Van surgiendo sutilezas todo el tiempo, el humor fluye naturalmente, todo es fantástico cuando estamos juntos. En la comedia es muy importante el clima de trabajo y aquí todos somos amigos. Rodamos en Santiago, Rancagua, Los Andes, y Buenos Aires. Viajó un grupo grande de actores y técnicos hacia Argentina. En Buenos Aires rodamos en la misma casa que se usó para la película ‘Relatos Salvajes’. En la entrada a la cocina estaba la firma de Ricardo Darín. Obviamente la tapamos para que no salga en nuestra película”.

Para construir al singular matrimonio protagónico, Fernando Larraín y Javiera Contador asistieron a una terapia de pareja con una psicóloga. “Cada uno como personaje tuvo su sesión y fue muy divertido ver lo que salía”, cuenta el realizador. “De hecho, hay unos textos que quedaron en la película que surgieron en esas sesiones”.

Rougier agrega: “Fue muy entretenido también grabar las escenas de Fernando y Alma cuando eran niños en el colegio. Fernando es interpretado por su propio hijo Iñaki Larraín, que es idéntico a su padre. También fue un desafío la caracterización de Javiera como un segundo personaje, una mujer de edad avanzada y muy pesada”.

El objetivo final del cineasta es puntual: “Quiero hablar de lo difícil que es amar a alguien con un problema psicológico grave. Convivir con una persona enferma no es fácil y si esto vale la pena. ¿Vale la pena el sacrificio? La respuesta de la película es ‘Sí’. Vale la pena esto y mucho más ¿Qué no haríamos por amor? Por eso trabajamos cada personaje desde sus imperfecciones, son todos personajes con ciertos problemas y obsesiones, un poco como lo somos todos en la vida. No hay personajes malos, todos luchan con sus limitaciones para tratar de ser feliz”.