Kim Kardashian está enojada y por una buena razón

Tal y como lo dice el titular, Kim Kardashian está enojada. Y es que según publica el sitio TMZ, la esposa de Kanye West confesó que lleva nueve meses intentando tener otro hijo y nada a resultado.

Kim ha recurrido a doctores y tratamientos para darle un hermano o hermana a North West pero al parecer el destino no quiere que vuelva a ser madre. Pero esto no resulta raro, ya que antes de que quedara embarazada de su pequeña, tres doctores le dijeron que no iba a poder tener hijos por lo que la pequeña North fue un verdadero milagro.

Es por eso que Kim y Kanye pensaron que tener un segundo hijo sería más fácil que la primera vez, pero los doctores se preocuparon de confirmarle que no sería así.

Es por eso que, aconsejada por los doctores, Kim ha intentado bajar sus niveles de estrés y sus viajes.

La Kardashian, según consigna el mismo medio, visita el doctor por lo menos una vez al mes y Kanye la acompaña a cada una de ellas.