“Fear The Walking Dead” termina su temporada con impactante final y varias interrogantes

Con un episodio doble concluyó la tercera temporada de “Fear The Walking Dead”, logrando una intensidad que ya la quisiera su serie original. Se transmite para Latinoamérica a las 22:00 horas hoy lunes por AMC, así que no sigas leyendo si no quieres adelantarte.

El capítulo se centra en la toma de la presa por parte de un peligroso nuevo grupo de sobrevivientes al apocalipsis zombie, los Supervisores, cuyo líder tiene a Alicia (Alycia Debnam-Carey) de rehén, sirviéndole de enfermera. Cuando Nick (Frank Dillane) y Troy (Daniel Sharman) se enteran de este plan, van a la presa a advertirle a Madison (Kim Dickens) y, desde ese momento, todo se descontrola.

Mientras llenaban la presa de explosivos, Madison se entera que fue Troy quien envió la horda de caminantes al rancho y que por su culpa murió Ofelia (Mercedes Mason), por lo que termina matándolo con un martillazo en la cabeza y provocando un quiebre con su hijo, quien a estas alturas era amigo del último sobreviviente de los Otto.

Una vez que los Supervisores toman la presa y están a punto de asesinar a Nick, éste se juega una última carta: tiene en su mano el control que podría hacer explotar todo. Pide que suelten a su madre y a su hermana, quienes logran tomar una balsa y se disponen a partir junto a Strand (Colman Domingo).

Finalmente, una vez que la presa explota, la balsa es arrastrada por la corriente, dejando en ascuas para la próxima temporada qué pasó con los protagonistas de la segunda serie más vista en el cable de USA. La última escena muestra que Madison logró salvarse, pero no sabremos hasta el próximo año si el resto también lo consiguió.