Alison Mandel pasó la prueba en Viña 2018: se ganó al Monstruo y a las redes sociales

Relajada y fiel a su estilo, la comediante debutó la noche de este viernes en el certamen y terminó llevándose la Gaviota de Playa y de Oro.

Con una rutina cargada a las relaciones entre mujeres y, como no, su relación con Pedro Ruminot, Alison Mandel logró hacer reír a una Quinta Vergara cargada al público femenino.

Pese a su nerviosismo, que se notó en los primeros minutos, poco a poco fue adueñándose del escenario, recibiendo los aplausos y los dos galardones del certamen.

En redes sociales, pese a que también tuvo detractores, los usuarios disfrutaron de su rutina: